El gas llegará con aumento a partir de marzo

El gas llegará con aumento a partir de marzo
Es por un recargo para pagar las importaciones de este combustible. Afectará a usuarios residenciales de alto consumo e industrias.
Los aumentos en las tarifas de los servicios públicos no dan respiro a los mendocinos: primero fue el gas, luego el transporte, aún se espera la definición sobre la energía eléctrica y también hay que tener en cuenta las tasas municipales.

Sin embargo, la última novedad es que a partir de marzo las boletas de gas de más del 50% de los mendocinos vendrán con un nuevo ajuste que tendrá un impacto que va del 15% al 287%, y lo peor es que será retroactivo a noviembre. El motivo, esta vez, no es para pagarles más a los productores de este combustible, sino para que el país continúe abasteciéndose con el gas natural del extranjero.

Luego de tres años con la tarifa de gas congelada, en setiembre del año pasado se produjo el primer ajuste que en noviembre pasado fue modificado y afectó con un 10% de aumento a todos los usuarios de altos consumos, tanto residenciales como para la industria y el comercio, definiendo el cuadro tarifario que está en vigencia en la actualidad.

Sin embargo, en esta ocasión el recargo por importación será bastante significativo. En Mendoza, en el caso de los usuarios residenciales, tendrán un impacto que va del 15 al 110% por metro cúbico tomando en cuenta la tarifa final de noviembre (sin considerar los impuestos).

Para los grandes consumidores, como las industrias, el incremento será del 15 al 75%; mientras que para otros usuarios, como los que procesan el gas o los que se abastecen directamente del productor, el cargo será aún más significativo: entre el 210% y el 586% por m3 consumido (ver cuadro).

A modo de referencia, y para explicar el porqué de los ajustes, es importante recordar que la tarifa del gas está integrada por tres componentes: el precio del gas en el punto de ingreso al sistema de transporte, la tarifa de transporte (Mendoza opera con la Transportadora Gas del Norte) y la tarifa de distribución (en Mendoza está Ecogas o Distribuidora de Gas Cuyana).

Adiós a los subsidios

Los incrementos del año pasado estuvieron justificados por la quita de subsidios que realizó el Estado nacional que significaron para el servicio nacional del gas unos $ 1.400 millones menos. Otro motivo del aumento fue por el primer componente de la tarifa, ya que la Nación realizó un acuerdo con los productores que provocó aumentos en el precio pagado en boca de pozo que se trasladaron al consumidor final de gas.

El aumento que llegará el mes que viene en las boletas de más de la mitad de los usuarios mendocinos no se trata técnicamente de un ajuste tarifario, como ya se explicó, sino de un recargo extra que será retroactivo a noviembre pasado y seguirá vigente mientras la Argentina continúe importando gas desde otros países, que de hecho lo hace desde varios años, indicaron desde Enargas.

En este sentido, los fondos extras que se generen por estos incrementos irán a parar a un Fondo Fiduciario que se creó por decreto en noviembre de 2008, y será, según la normativa, para atender las importaciones de gas natural y toda aquella necesaria para complementar la inyección de gas natural a las redes (como la de los barcos en Bahía Blanca), que sea requerida para satisfacer las necesidades nacionales de ese hidrocarburo, con el fin de garantizar el abastecimiento interno y la continuidad del crecimiento del país y sus industrias.

La normativa dice que se excluye del pago de estos cargos a los siguientes usuarios: subcategorías residenciales R1, R2 1º, R2 2º y R2 3º, subdistribuidores, servicio general P1 y P2, los usuarios del servicio general P3, GNC y las Centrales de Generación Eléctrica.

Pero no todo terminará ahí, ya que en unos pocos meses más otro ajuste en las boletas de gas sorprenderá nuevamente a los usuarios, y está vez será con el motivo de adecuar el tercer componente de la tarifa, que es el costo de distribución (diferente en cada provincia).

Comentá la nota