Llegan los subsidios prometidos tras el fallido sorteo de casas

A más de un año de aquel episodio, el jueves comenzarán a pagarse. Son en compensación del alquiler que debieron seguir pagando los que habían sido sorteados.
Personal de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo de la Provincia, se hará presente mañana en nuestra ciudad para llevar a cabo la primera liquidación de los subsidios correspondientes a los beneficiarios del Plan 111 Viviendas.

Así lo confirmó ayer a LA OPINION la titular de DPVyU, Alicia Pino, quien anticipó la puesta en marcha de esta retribución mensual, que se cumplimentará en la sede del Instituto Municipal de la Vivienda.

Estos subsidios habían sido prometidos tras el polémico sorteo de casas realizado en marzo del año pasado, y que frustró la ilusión de aquellos que creían haberse ganado una vivienda. Tras los reclamos, el Gobierno provincial les prometió a todos ellos la construcción de un nuevo plan en la ciudad, y el otorgamiento de subsidios en compensación de los alquileres que debieron seguir pagando.

El subsidio se iba a cobrar a partir de que las casas del Plan Federal ubicadas en Plan Mora (a las que originalmente estas personas se habían postulado) se entregaran. Con algunos meses de demora, finalmente llegó la confirmación de estos pagos, aunque ya se anunció que se abonarán de manera retroactiva al mes de enero.

Según los datos aportados por Pino, inicialmente son más del 50 por ciento de estos 111 adjudicatarios, los que comenzarán a percibir el subsidio, cuyo valor no uniforme depende de la situación particular de cada familia.

De todas maneras, se adelantó que los montos se ubican entre los 200 y los 400 pesos mensuales en promedio, por lo que el aporte del Gobierno provincial en este concepto podría ubicarse en torno a los 15 mil pesos mensuales.

Estos subsidios deberán cobrarse hasta que las casas del nuevo programa habitacional estén construidas. Algo que, desde la DPVyU, se espera lograr en el transcurso del próximo año. El plan ya tiene lugar asignado (el norte de la ciudad), pero todavía resta la definición de la compra de los terrenos que son propiedad del Municipio, para poder iniciar las obras. En este sentido, se supo que la Provincia ofreció un valor cercano a los 700 mil pesos por el predio y ahora resta la aceptación del Ejecutivo local.

Mientras tanto, los subsidios representan un gran alivio para las familias que venían reclamando la llegada de estos fondos, y que demandó la intervención en varias oportunidades del Concejo Municipal.

Mañana, los adjudicatarios deberán presentarse en la sede del IMV (Lavalle 1021) de 9 a 12:30 horas.

Comentá la nota