Llegan nuevos capitales para biotecnología.

Biogen Idec invertirá 19 millones de dólares para retomar las licencias de sus productos en el marco de una estrategia corporativa de expansión global.
No deja de llamar la atención que, en momentos como éste, de plena crisis económica mundial en que las corporaciones tratan más bien de recluirse y no expandirse, alguien tome la decisión de invertir para crecer en países emergentes.

Es el caso de Biogen Idec, laboratorio de productos biotecnológicos, cuyo corazón del negocio se centra en la producción de medicamentos para las áreas de neurología, oncología e inmunología, y se destaca en soluciones terapéuticas para el tratamiento de esclerosis múltiple, una enfermedad que, hasta donde se sabe, afecta a más de 2,5 millones de personas en el mundo, de los cuales 6000 están en la Argentina.

Según explican sus directivos, el proyecto de hacer pie en el país, donde la totalidad del negocio de medicamentos mueve alrededor de US$ 3000 millones, apunta a retomar la licencia de sus productos que desde hace una década comercializaba en el país laboratorios Abbot.

Pero no es todo. También es parte de la estrategia de la compañía desarrollar investigaciones clínicas, para lo cual se ha destinado una inversión del orden de los US$ 19 millones de acá a cuatro años, que incluye la puesta en marcha de un laboratorio de investigación y desarrollo.

Fundada en 1978 en Estados Unidos, a nivel global Biogen Idec factura US$ 4100 millones, dedica el 30% de sus ventas a investigación y desarrollo, lo que en plata significa algo así como US$ 1200 millones, emplea 4500 personas en los 90 países donde tiene presencia y figura tercero en el ranking de laboratorios de biotecnología.

Visión optimista

Cuando se consulta a los directivos de la compañía si es fácil conseguir el visto bueno de los accionistas para invertir hoy en la Argentina, Edwin Harvey, director general de Biogen Idec en el país, dice que sí.

Y lo justifica señalando: "Es un país que crece y cuenta con un nivel de excelentes profesionales y gran nivel científico en investigaciones médicas, lo cual seguramente nos ayudará a expandirnos en la región".

La compañía cuenta actualmente con un desarrollo de 22 programas de investigación, y los científicos argentinos trabajarán en ocho de esos programas, que actualmente se están desarrollando en Estados Unidos y Europa.

En cuanto a la ley de patentes vigente en el país, Harvey manifiesta su conformidad. "Entendemos que estamos suficientemente protegidos; de no ser así, no estaríamos desembarcando aquí para trabajar en investigación clínica. Sobre todo, teniendo en cuenta que, para desarrollar un medicamento, se necesitan alrededor de 10 años de investigación y una inversión superior a los US$ 700 millones; por eso es tan importante sentirnos protegidos".

En las últimas semanas se han producido en el mundo importantes operaciones de compra y venta de empresas del sector, como es el caso de Laboratorios Roche, que compró a Genentech; o Merck, que se quedó con Schering-Plough. Al respecto, Harvey dijo: "Somos una compañía en expansión, con muy fuertes alianzas con otras empresas relacionadas al mundo de la biotecnología. Precisamente con Roche y Genentech, hemos tenido importantes alianzas y es un camino que nunca dejamos de explorar en pos de aumentar los desarrollos de nuevos productos e investigaciones".

Actualmente, la empresa cuenta con dos plantas de elaboración de productos biotecnológicos a gran escala en Carolina del Norte, Estados Unidos, y a fin de año tiene prevista la inauguración de una tercera en Dinamarca.

¿Por qué la Argentina?

"La decisión de radicarnos en el país se entiende porque un punto importante de nuestra estrategia corporativa es la expansión global en mercados en desarrollo, donde podamos ofrecer nuestros productos en forma directa y no a través de terceros como lo veníamos haciendo hasta ahora", dijo el ejecutivo de la química en la Argentina.

"¿Y por qué la Argentina en este momento?", preguntó LA NACION. "Porque las características del mercado y el nivel de profesionales para desarrollarnos acá responden perfectamente a nuestra estrategia", afirma Harvey.

Y agrega: "Tanto la Argentina como Brasil, donde también acabamos de llegar, son dos países que han sido tomados como base por nuestra corporación para la expansión en el resto de América latina".

Comentá la nota