Llega un nuevo sistema para levantar la basura en Capital

Habrá contenedores en las esquinas para dejar la bolsa y un camión con brazo hidráulico los vaciará.
En una nueva etapa de la guerra contra la basura en Capital ahora quieren implementar un sistema que consistirá en colocar contenedores en todas las esquinas del radio céntrico, donde los vecinos depositarán sus bolsas de residuos, y un camión compactador provisto de un brazo hidráulico vaciará su contenido. La idea es reemplazar el sistema de los canastos frente a cada domicilio en los que los vecinos depositaban sus bolsas de residuos por los contenedores -uno por cuadra-, que serán vaciados en un camión compactador por medio de un dispositivo mecánico.

En la primera etapa el sistema será para el área comprendida entre las avenidas Rioja, Libertador, Córdoba y Alem. Y si funciona bien se extenderá el área, pero siempre en la zona céntrica. Para los barrios, quieren mantener el sistema tradicional de las bolsitas en los canastos que levantan diariamente los empleados municipales.

Los pliegos para hacer el llamado a licitación fueron aprobados en una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante el jueves pasado y la idea oficial es tener funcionando el nuevo sistema a más tardar en agosto, según dijo el secretario de Ambiente y Servicios, Juan Pablo Quattropani.

No hay antecedentes de este sistema en el país, dijo el funcionario. Sólo existe en España, Perú y en Chile, en la ciudad de Viña del Mar. Por eso incluso no descartan en la comuna hacer un viaje al vecino país para ver el sistema en funcionamiento.

El presupuesto oficial es de 3,5 millones de pesos, que estarán destinados para que la comuna adquiera 300 contenedores de acero, a prueba de fuego, con una capacidad de 3.000 litros cada uno y un camión compactador con brazo hidráulico capaz de llegar, desde la calle, levantar los contenedores ubicados sobres la veredas y vaciar su contenido.

Quattropani dijo que ahora pagan unos 370.000 pesos mensuales en los camiones y camionetas contratadas, por lo que calculan que en 10 meses estará amortizada la compra de los contenedores y del camión equipado.

Según figura en los pliegos, cada contenedor tendrá un sistema de carga superior para depositar la basura. Pero una vez ingresada la bolsa no se la podrá sacar. Es para evitar el cirujeo, dijo el funcionario. Y la descarga es por la parte inferior. Por eso el brazo hidráulico levantará el contenedor, por encima de un auto estacionado si es necesario, porque tendrá capacidad de movilidad de 360 grados, y los descargará por la parte de abajo en un depósito especial montado sobre el mismo camión. Sólo será necesario un par de operarios por camión, uno arriba manejando y otro supervisando la operación de descarga del contenedor. Y no se requerirá manipular bolsa por bolsa, como hasta ahora. Tampoco está previsto clasificar los residuos.

Si bien la municipalidad va a sugerir horarios para que los vecinos saquen sus residuos, serán más flexibles porque el camión con el brazo hidráulico está previsto que circule a distintas horas del día.

La decisión municipal llegó porque Quattropani dijo que todos los planes llevados a cabo hasta el momento para ordenar la recolección de los residuos domiciliarios, como sancionar a los vecinos por sacar la basura fuera del horario establecido (ver De fotos...), han resultado insuficientes.

"Desde que nos hicimos cargo no le hemos podido ganar a la basura. La verdad es que no damos abasto", dijo Quattropani. Y comentó que les hablaron de que este sistema estaba funcionando con buenos resultados en otros países y decidieron adaptarlo a San Juan.

La implementación del sistema de contenedores no implicará echar gente ni reducir el número de camiones contratados porque el personal y las unidades que saquen del centro irán a la periferia de la ciudad.

"Por un tiempo van a coexistir en el centro ambos sistemas, el tradicional y el de los contenedores. Pero después vamos a reforzar el servicio de recolección de residuos en los barrios", aclaró el secretario.

Actualmente están afectadas unas 180 personas al servicio, que levantan unas 115 toneladas diarias de basura, de lunes a sábado. Y para el traslado hay una flota de unos 60 camiones contratados.

Si bien está previsto colocar un contenedor por cuadra, en la comuna van a reforzar algunas áreas como los centros asistenciales, el Centro Cívico y los edificios de departamentos.

Comentá la nota