Llega la hora de mostrar la oferta

Después de varios encuentros de trabajo técnico, los gremios docentes retomarán la negociación. En la ciudad de Buenos Aires, Mariano Narodowski, y en la provincia Mario Oporto serán los encargados de comunicar los números. El fantasma de la huelga.
Los docentes y los funcionarios de Capital y provincia de Buenos Aires tendrán un nuevo round hoy cuando cada distrito se reúna en la mesa paritaria. A pesar de que las comisiones técnicas salariales mantuvieron reuniones, los gremios se encuentran alertas porque “no hay avances en la negociación salarial”. “No hay más tiempo, hay que respetar los tiempos acordados”, aseguró Roberto Baradel, secretario general de Suteba. Los maestros porteños escucharán la oferta, pero ya los gremios mayoritarios evalúan una medida de fuerza para la semana que viene.

“Los maestros ya hicimos el gesto de dar una semana. Ahora es el gobierno el que tiene que hacer un gesto hacia nosotros”, aseguró Baradel a Página/12. Los maestros bonaerenses retomarán el diálogo luego de la tregua de una semana solicitada por el gobierno de Daniel Scioli cuando a las 16 se encuentren con el director general de Escuelas, Mario Oporto, y su equipo de técnicos. El Frente Gremial Bonaerense, que nuclea a los sindicatos docentes de la provincia, se mostró preocupado ante “la falta de una propuesta salarial”. Fuentes gremiales confiaron a este diario que existe “una fuerte interna hacia dentro del gabinete de Scioli” entre la cartera educativa y la económica generada por la necesidad política de resolver el conflicto docente y la imposibilidad financiera que aduce Hacienda.

Luego de la reunión de veinte minutos del miércoles pasado, donde acordaron la tregua y la conformación de una comisión técnica para acercar posiciones, finalmente “la comisión se reunió una sola vez el jueves pasado y desde entonces no tenemos más noticias”, afirmó el dirigente ceterista, dejando entrever que el grupo de trabajo conjunto no tuvo mucho éxito. Baradel adelantó que “en la paritaria esperamos que nos hagan una propuesta superadora que destrabe la situación, porque así como está vamos al conflicto”. En el mismo sentido, Alfredo Conde, de la Uda bonaerense, advirtió que los docentes “con voluntarismo no solucionan sus demandas” y señaló que esperaba que “mañana el gobierno haga una propuesta salarial acorde con las pautas nacionales”, del 15,5 por ciento de suba, porque “de otro modo el conflicto será responsabilidad de los funcionarios”.

La negociación comenzó después de que gremios nacionales y el Gobierno acordasen en la paritaria un aumento de 200 pesos, que lleva el salario de un maestro que recién se inicia de 1290 a 1490 pesos, lo que implica un incremento del 15,5 por ciento. A partir de la paritaria nacional, cada provincia pasó a negociar con los sindicatos locales la forma en la que se traduce aquel acuerdo en cada distrito. Finalmente las clases se iniciaron con una huelga de 24 horas en los dos distritos –en Buenos Aires, la FEB extendió la protesta a 48 horas–. Los sindicatos rechazaron la oferta que, en el caso de la provincia de Buenos Aires, aumentaba el salario inicial de 1450 a 1490 y proponía además 40 pesos para el básico en la provincia. Los maestros porteños se encontraron con una propuesta de aumentar el inicial de 1290 a 1510 y sumar 55 pesos al básico a partir de mayo, que rechazaron rápidamente por encontrarla insuficiente. En ambos casos insisten en el 15,5 por ciento de incremento “para todas las categorías” salariales.

La comisión técnica salarial que funcionó en la comuna porteña no obtuvo mejores resultados que su par de provincia. El lunes debía realizarse un nuevo encuentro, pero lo “suspendió el gobierno dando la pauta de que no va a haber una propuesta superadora”, informó el secretario adjunto de UTE, Alejandro Demichelis. Ya se había formalizado la comisión el viernes pasado, pero fuentes gremiales reconocieron que los encuentros estuvieron “mal barajados” y con “manoseos de horarios” por parte de los funcionarios, lo que los llevaba a suponer que el gobierno estaba “dilatando las cosas”. Demichelis resaltó que “la ciudad tiene los recursos y no está en crisis como otras provincias. Seguimos reclamando la cifra de la paritaria nacional del 15,5 por ciento que vaya al salario conformado”.

En la última jornada de trabajo conjunto, los cinco gremios que participaron en representación de los 17 que existen en el distrito llegaron a tener una propuesta entre sus manos que no habría satisfecho sus reclamos por “contener sumas en negro”. Pero cuando aún no terminaban de analizarla, un llamado del ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, dio por tierra el ofrecimiento desautorizando la oferta del ministro de Educación, Mariano Narodowski, y de sus propios técnicos de Economía. “Vamos a asistir a la reunión de mañana (por hoy) para escuchar la propuesta que el jueves se va a discutir en todas las escuelas y el viernes en el plenario de secretarios generales se decidirá qué es lo que vamos a hacer”, explicó Demichelis. Los gremios porteños estarían evaluando una medida de fuerza de 24 o 48 horas para la semana que viene si no aceptan el ofrecimiento que les acerque el gobierno de Mauricio Macri.

Comentá la nota