Llega Blejer y se reunirá mañana con la Presidenta

Le planteará que no quiere presidir el BCRA si se avanza sobre la independencia de la entidad
El economista Mario Blejer, candidato del Gobierno para suceder a Martín Redrado cuando las autoridades transitorias del Banco Central (BCRA) consigan dejar constituido el denominado Fondo del Bicentenario, arribará mañana al país y buscará reunirse con la presidenta Cristina Kirchner y el ministro de Economía, Amado Boudou.

En la cita buscará plantear sus requisitos para asumir esa responsabilidad y reiterará que sólo estará en condiciones de aceptar el ofrecimiento cuando la controversia sobre el método utilizado para remover al presidente de la institución monetaria y la afectación de reservas al pago de la deuda haya concluido.

Tras unas vacaciones en Suiza y Francia, el candidato de la Presidenta y asesor del ministro Boudou llegó anteayer a Londres, desde donde cruzó impresiones sobre la crisis desatada con un reducido grupo de empresarios y banqueros locales y del exterior, algunos de los cuales conoce desde sus épocas de funcionario en el Fondo Monetario Internacional (FMI), a la vez que aprovechó para meditar sobre sus próximos pasos.

Según confiaron a La Nacion sus allegados, Blejer no aceptará el cargo si no logra un compromiso de las autoridades de que no llevarán adelante un supuesto proyecto para reformar la Carta Orgánica del BCRA y avanzar así sobre su autonomía.

"Mario tiene un gran respeto por la Presidenta, por lo que intentará explicar sus razones al respecto cara a cara antes de avanzar en una decisión", confiaron. Pero también recordaron que "es extremadamente respetuoso de la autarquía del BCRA, la independencia de la entidad y las normas que lo regulan a través de su Carta Orgánica", una frase que el propio economista hizo circular el jueves cuando Boudou había informado que sería el reemplazante del desplazado Redrado.

Blejer, que ya ocupó la presidencia del Central entre enero y junio de 2002, en su carta de renuncia a ese cargo también había hecho hincapié en "la independencia del Banco Central" y alertado que tal condición se había visto "reiteradamente debilitada en los últimos tiempos".

La impasse

Tras la comunicación entablada el pasado miércoles, en la que Boudou lo había sondeado ante un posible ofrecimiento para tomar a su cargo la conducción del BCRA, los contactos entre Blejer y el Gobierno se cortaron. Fue a su pedido para no sumar "ruido" a la situación y tras haber concedido un día antes que su vocación siempre es "aportar".

El economista, que también fue director del Banco de Inglaterra, se manifestó de acuerdo con la creación del Fondo del Bicentenario.Coincide con el Gobierno en que asegurar el pago de deuda con reservas le permitiría a la Argentina saldar esos pasivos a un menor costo financiero y ayudaría a reinsertarla en los mercados.

Pero cree que necesariamente debe emprolijarse su instrumentación, de manera de reducir el riesgo de sufrir embargos. Ese criterio se habría fortalecido en las últimas horas tras los contactos y numerosas recomendaciones en ese sentido que recibió de ex colegas y letrados del exterior.

Redrado dedicó el día a su familia

En busca algo de sosiego después de una semana muy agitada, el restituido por la Justicia presidente del BCRA, Martín Redrado, se recluyó ayer en su ámbito familiar. Pasó la mañana en su casa, donde recibió la visita de algunos amigos, y se trasladó luego a un club cercano a jugar un rato al tenis con su hijo, cumpliendo un compromiso que había asumido con él en los últimos días. Luego mantuvo comunicaciones con sus asesores legales, cuando se enteró por los medios de las apelaciones presentadas por el Gobierno a lo resuelto por la jueza Sarmiento y marchó luego a visitar a sus suegros.

Comentá la nota