Si no llega la ayuda en días, no se podrán pagar los sueldos

El Gobierno confía en que el problema se resolverá en tiempo y forma, pero no quiere adelantar cómo hará. El presupuesto del año que viene tendrá déficit, aunque Jaque debe aprobarlo.

Las cuentas en rojo de la Provincia tendrán, en cuestión de días, su prueba de fuego. Es que si no llega algún tipo de ayuda financiera antes de fin de año, se complicará el pago de salarios debido a que los fondos existentes no alcanzan a cubrir los cerca de 200 millones de pesos necesarios para ese fin.

Frente a este panorama -y después de haber presionado por todos los flancos para conseguir autorización legislativa para el endeudamiento- el Ejecutivo se muestra tranquilo aunque se niega a hablar sobre el tema. El próximo paso será comenzar a trabajar con los legisladores el Presupuesto 2010 que tendrá un déficit menor al de este año, aunque todavía falta el visto bueno de Celso Jaque.

"Estamos trabajando. Incluso esta semana viajé a Buenos Aires por el tema del crédito pero hasta que no estén los papeles firmados, no hay nada", comentó el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, todavía dolorido por los golpes recibidos en medio de una negociación con ATE (ver aparte) y en el marco de la jornada de trabajo realizada ayer por el justicialismo gobernante en un hotel de El Bermejo.

Al parecer, estaría listo un crédito puente por 100 millones de pesos que otorgaría el Banco Nación y llegaría en los próximos días. Sin embargo, el Gobierno se ha cerrado a dar información sobre el tema porque teme estropear las últimas negociaciones. En este sentido, aunque esperan tener novedades al respecto esta misma semana, se niegan a decir por cuál instrumento financiero se han inclinado.

El pago del aguinaldo a partir de ayer no significa que los números estén holgados para pagar el salario de diciembre. Por el contrario. "Es difícil que podamos hacerlo sin algún tipo de ayuda financiera", admitió Cerroni pero se negó a especificar si una parte de los $ 420 millones que pedirá la Provincia pueden estar en camino o si la ayuda podía provenir desde la Nación.

El oficialismo tuvo una ardua pelea política en la Legislatura para asegurarse el aval para endeudarse. Contrarreloj, aceptó bajar el monto en $ 100 millones y facilitó la aprobación de una modificación a la ley de Coparticipación Municipal, largamente pedida por el radicalismo. En el Senado, el debate se extendió más de la cuenta y podrían llegar con los tiempos justos para salvar el año.

Déficit o no, ésa es la duda

A las negociaciones por un crédito para cerrar el año, el Ministerio de Hacienda sumaba ayer el apuro por ajustar los números del Presupuesto del año que viene. La idea era enviarlo mañana a la Legislatura ya que la oposición había pedido verlo antes de tratar Avalúo e Impositiva; dos leyes que, finalmente tendrían tratamiento el miércoles en la Cámara de Diputados si no hay más obstáculos.

No obstante, Cerroni advirtió que mañana se reunirá con el gobernador Jaque para terminar de ajustar ciertos detalles y poder, después, girar la pauta de gastos e ingresos a la Legislatura. De este modo, los legisladores recién podrían acceder el martes al proyecto oficial para 2010.

Aunque Jaque pretendía presentar un presupuesto equilibrado, sus asesores administrativos descartan esa posibilidad. En este sentido, es un hecho que las cuentas fiscales del próximo ejercicio se proyectarán con déficit.

Sin embargo, el ministro aseguró que no serán los $ 500 millones estimados en octubre cuando se realizó una primera proyección del rojo actual y futuro. "Va a tener déficit pero será mucho menor que eso", dijo Cerroni sin precisar los números que mañana terminará de acordar con el Gobernador.

Comentá la nota