Llega el agua potable a Santo Tomé

Llega el agua potable a Santo Tomé

Se abrirá una canilla "simbólica" y a partir de ese momento el tanque comenzará a llenarse con agua del acueducto. Además, la intendencia de Santo Tomé firmará el convenio para adherirse al sistema, junto con el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

En un acto que se llevará a cabo este lunes, en Santo Tomé se abrirá una canilla "simbólica" y a partir de ese momento el tanque comenzará a llenarse con agua del acueducto. Además, en ese momento, la intendencia de Santo Tomé firmará el convenio para adherirse al sistema, junto con el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

En la semana en diálogo con LT10, la intendenta de Santo Tomé, Daniela Qüesta, explicó que "el Concejo nos dio herramientas para proceder a la conexión que es imprescindible hacer, porque el sistema del acueducto significa un movimiento de recursos que no se pueden dejar paralizados durante meses: limpiar tanques, llenar ciscternas, hacer pruebas, etc".

Finalmente, el servicio va a llegar a las viviendas particulares de los santotomesinos. Por el momento, y hasta tanto no se resuelva la cuestión del pago, se va a conectar sólo el tanque central. "Hay dos cisternas más que vamos a esperar a conectar porque tenemos que esperar la herramienta tributaria", manifestó la intendenta.

A fines del año pasado, el Concejo Municipal de dicha localidad aprobó la autorización al Municipio para firmar con la Provincia el convenio de adhesión al sistema del acueducto Desvío Arijón – Norte I, que permitiría abastecer a la ciudad con agua potable de mejor calidad, extraída del río Coronda.

Ese convenio que el Concejo autorizó a firmar el próximo lunes, manifiesta que durante 4 meses lo va a administrar la empresa que llevó adelante la construcción a modo de prueba. Concluida esa primera etapa, se hará cargo ASSA que está llamando a licitación para la operación del sistema.

Como los costos de compra exceden a lo que se recauda con la tasa, si "el Concejo no nos aprueba la adecuación de la ordenanza tributaria (la que permite al Estado cobrarle al vecino), tendrá que decidir que hacemos: desconectamos o nos conectamos", indicó Qüesta.

Además, la funcionaria graficó el problema con el Concejo a través de un paralelismo: "es como si nos habilitan a comprar un aire acondicionado pero no nos dan la plata para pagar la luz".

Para cerrar, Qüesta destacó a partir de que se resuelva cómo se va a pagar, el aumento en la boleta del agua sería de "entre 80 y 100 pesos mensuales por mes, siempre dependiendo del consumo".

Coment� la nota