Llaryora le pegó duro a De la Sota

Dijo que él como otros dirigentes no le pidieron que sea candidato. Lo calificó de soberbio.
El in­ten­den­te de San Fran­cis­co, Mar­tín Llar­yo­ra, cri­ti­có ayer du­ra­men­te al ex go­ber­na­dor Jo­sé Ma­nuel de la So­ta, al sos­te­ner que mu­chas ve­ces ac­túa con so­ber­bia, a la vez que elo­gió la ges­tión de Juan Schia­ret­ti.

Llar­yo­ra vi­si­tó ayer al in­ten­den­te Juan Ju­re, pa­ra co­no­cer có­mo fun­cio­na en la ciu­dad el sis­te­ma de es­ta­cio­na­mien­to me­di­do.

-¿Có­mo ve la si­tua­ción fi­nan­cie­ra de Cór­do­ba?

-Com­pli­ca­da. Los re­cur­sos no es­tán bien re­par­ti­dos. Te­ne­mos va­rias pro­vin­cias com­pli­ca­das y un Es­ta­do na­cio­nal que ha­bla de su­pe­rá­vit.

-¿Es­to pue­de com­pli­car a los mu­ni­ci­pios cor­do­be­ses?

-Sí. No só­lo por el te­ma de la co­par­ti­ci­pa­ción, si­no tam­bién por el con­flic­to con el cam­po.

-¿No se sin­tió dis­cri­mi­na­do po­lí­ti­ca­men­te cuan­do no lo in­vi­ta­ron a par­ti­ci­par de la reu­nión en­tre las in­ten­den­cias de Cór­do­ba, Río Cuar­to y Vi­lla Ma­ría?

-No, pa­ra na­da. Es co­mo si se sin­tie­ran ex­clui­dos ellas cuan­do uno se reú­ne con la co­mu­ni­dad re­gio­nal o con dis­tin­tos en­tes.

-¿Có­mo vio la pos­ter­ga­ción de la in­ter­na pe­ro­nis­ta?

-El plan­teo de la in­ter­na por par­te del de­la­so­tis­mo era equi­vo­ca­do. Aho­ra me pa­re­ce que ha­bría que bus­car una al­ter­na­ti­va en aque­llos lu­ga­res don­de el go­bier­no no es jus­ti­cia­lis­ta pa­ra que los cua­dros mi­li­tan­tes em­pie­cen a reor­ga­ni­zar­se.

-¿Coin­ci­de con que (Jo­sé Ma­nuel) De la So­ta sea can­di­da­to a go­ber­na­dor en el 2001? Él di­jo que to­da la di­ri­gen­cia se lo pi­de.

-No. Yo no se lo pi­do. No sé si De la So­ta con­si­de­ra que los in­ten­den­tes que no le pi­den que sea can­di­da­to so­mos di­ri­gen­tes. Por­que él mu­chas ve­ces ac­túa con una so­ber­bia inu­si­ta­da. Hi­zo un muy buen go­bier­no pe­ro tam­bién se equi­vo­có en mu­chí­si­mas de­ci­sio­nes. Si no fí­je­se có­mo nos fue en ca­pi­tal con (Ger­mán) Kam­me­rath, (Al­fre­do) Kee­gan y (Ro­ber­to) Chuit. Es más, en la úl­ti­ma elec­ción, cuan­do el PJ lo ne­ce­si­tó, se es­con­dió y no se pre­sen­tó.

-¿As­pi­ra us­ted ser can­di­da­to a go­ber­na­dor?

-No soy el úni­co. Hay otros di­ri­gen­tes más. En el pe­ro­nis­mo se va a cons­ti­tuir un nue­vo es­pa­cio. Y ve­mos que (Juan) Schia­ret­ti tie­ne la vo­lun­tad de abrir ese ca­mi­no, a di­fe­ren­cia de De la So­ta.

-¿Có­mo ve la ges­tión de Schia­ret­ti?

-Veo una ges­tión con mu­cho es­fuer­zo. Don­de es­tá de­fen­dien­do los in­te­re­ses pro­duc­ti­vos de to­da la pro­vin­cia y pre­go­nan­do un es­que­ma fe­de­ral con lo cual es­tá sien­do dis­cri­mi­na­do por el Go­bier­no na­cio­nal.

-¿Cree que se ago­tó el mo­de­lo del Go­bier­no na­cio­nal?

-En par­te sí y en par­te no. Es­pe­ra­mos que en­tien­da lo que las ur­nas ma­ni­fes­ta­ron en las elec­cio­nes.

Comentá la nota