Llambías analiza el rol del Congreso, la situación del sector y su futuro político

En diálogo franco, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas abordó sin reparos los principales temas que preocupan a los argentinos.
Presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías, dialogó en exclusiva con Nuevo Diario y se refirió a numerosos temas de interés para el sector, como el cambio de la composición del Congreso de la Nación desde el 10 de diciembre, las retenciones y otros planteos, la bronca de los productores, el rol que juega la Mesa de Enlace y su relación con el Ministerio de Agricultura, recientemente creado.

-ND: ¿Qué pasará con el Congreso desde diciembre?

-Por lo que estamos viendo hay una gran preocupación. Vemos que hay gente que está representando a su pueblo, a quienes lo votaron, que trabaja por el país, y otros por conveniencia y como consecuencia de esta política de clientelismo que implementó el sector nacional, bajando la coparticipación, trabándole los fondos a las provincias que legítimamente lo merecen, y están logrando que muchos legisladores estén vendiendo su alma al diablo, y esto es muy grave, porque están desvirtuando la democracia. Para 2010 esperamos más República, federalismo y desarrollo por el bien de todos.

ND- ¿Cuál cree que debe ser el desempeño de los hombres que el ruralismo puso en el Congreso nacional?

-Creo que tienen que trabajar por todos los que los han votado, incluso por el sector agropecuario, y tienen que ser referentes del sector. Uno habla de trabajo y ve que los diputados que vienen del sector laboral son referentes, y cuando se tocan medidas y políticas del campo, la gente que fue elegida por el sector tiene que serlo también, y sumarse a ellos tanta gente que también desde el interior nos acompaña.

ND: ¿Las retenciones siguen siendo bandera de lucha?

-Si lo son, pero la preocupación es por todas las cosas, economía regional, ganadería, lechería, producción de algodón, políticas en las que los errores han sido grandes y hay que corregirlos.

ND: ¿Hasta cuándo van a poder seguir canalizando la bronca de los productores?

-Nosotros no paramos la bronca de nadie, lo que hacemos es conducir entidades agropecuarias. Y en esto tenemos consejos directivos que son los que dan las instrucciones y nos limitamos. La verdad es que nuestra misión no es parar ni inducir broncas, sino cumplir con lo que nos mandan los consejos directivos.

ND: Ustedes son referentes y han marcado corrientes de opinión

-Yo nunca vi eso. Lo que sí vi son algunos sectores que han sido funcionales a la política de Gobierno con posiciones que no hacen bien para buscar las soluciones que el país necesita. Lo que nos preocupa mucho es la situación de los productores y lo que tenemos que buscar es que no se nos caigan más.

-ND: ¿En que situación están hoy en cuanto al diálogo con el Gobierno?

-El ministro actual ha tenido un par de reuniones con nosotros, pero no sabemos bien para dónde orienta. Hemos tenido que explicarle que el INTA no podía meterse en temas políticos, sino que lo tiene que hacer y lo puede hacer muy bien en lo técnico, en las soluciones de estudios de costos, en la extensión y hacer políticas a largo plazo, pero de ninguna manera mezclarlo en las políticas que tienen que ser hechas por el Ministerio de la Nación y los provinciales. Por más que a los números del Indec los han destruido, para tapar con frases quizás muchas de las cosas que habría que arreglar.

Comentá la nota