Llaman al diálogo en el conflicto del EPAS

En su cuarto día consecutivo de paros y protestas en la calle, los trabajadores del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) fueron ayer a la Casa de Gobierno y a distintas dependencias de la empresa pública.

Hasta ayer no habían recibido ninguna respuesta a su planteo salarial. Pero hoy, en principio, podrían entrevistarse con el ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares. Una allegada suya, según dijeron los empleados afiliados a ATE, prometió un encuentro para en la Gobernación. Sería a las 11.

ATE reclama en la empresa encargada del suministro de agua la incorporación de 20 empleados al sector que administra las redes. Reemplazarían a personal jubilado. Existe un compromiso asumido por el gobierno. Pero en los hechos no sucedió nada después de la suscripción del acta que lo fija.

Además de los 20 mencionados, plantean el ingreso a planta de unos 130 trabajadores en otros sectores, y una suba de haberes. Es un reclamo, sobre todo este último, que se choca de frente con la postura del gobierno de que no tiene fondos para asumir nuevas erogaciones, en un marco de crisis económica.

Por la mañana se movilizaron a la planta de tratamiento de la calle Tronador, a otra dependencia de la empresa ubicada en calle Independencia, y luego realizaron un acto en la sede de la firma, en la calle Santiago del Estero. Luego de pasar por la Gobernación, realizaron una radio abierta en la intersección de la avenida Argentina y Sarmiento. Hoy desde las 8 volverán a concentrarse en la sede de la capital. Y luego se agruparán con el resto de los organismos del sindicato: esta mañana arranca un paro de 24 horas convocado por ATE.

El martes y el miércoles el sindicato hará otro por 48 horas.

Comentá la nota