Llaman al consenso a la oposición para enfrentar al kirchnerismo.

El ex intendente Gabriel Hernández (UCR) señaló que "hoy es mayoritario el sentimiento anti-kirchnerista, pero la oposición está dividida; debe unirse para derrotar al oficialismo", consideró.
"Todas las encuestas indican que la gente está cansada del estilo de gobierno de Cristina Kirchner. Cada vez son más los argentinos que rechazan la soberbia del matrimonio presidencial; pero nada va a cambiar si los distintos sectores de la oposición no se ponen de acuerdo para presentarse unidos en las elecciones del 28 de junio", agregó Hernández.

Dijo que "la prepotencia kirchnerista está llevando a nuestro país al enfrentamiento entre hermanos. Por influencia de su marido, la presidenta ve a los chacareros argentinos como si fueran el enemigo; los sofoca con impuestos y no les permite exportar sus productos".

"Y en medio de este conflicto, la inflación devora el poder adquisitivo de los salarios y aumentan desproporcionadamente las tarifas de los servicios públicos, lo que golpea a los trabajadores y comerciantes por igual. Se multiplican los reclamos de la gente, pero el oficialismo permanece sordo; no acepta el diálogo; no escucha a nadie, sin darse cuenta de la tremenda crisis en que se sumerge al país", advirtió Hernández.

Necesidad de cambio

Asimismo, estimó: "Esto no puede seguir así. Argentina necesita un gobierno sensato, que termine con el abuso de los impuestos y tarifazos, que incentive la producción y la exportación de la riqueza agropecuaria, generando el crecimiento económico del país; no podemos seguir con esta política de enfrentamientos, que lo único que logra es hundir la economía nacional", agregó el dirigente radical.

"Hoy el país está paralizado, crispado por el conflicto social.

Y va a seguir así hasta que el pueblo le diga ‘basta’ a este gobierno que perdió el rumbo. La única posibilidad de recuperación económica y social es derrotar este modelo político donde los únicos que acumulan ganancias son los privilegiados que se acomodaron con Kirchner".

"Esta política del enfrentamiento permanente, del ‘apriete’, la prepotencia y la amenaza ha generado un hartazgo en la mayoría de los argentinos. Pero la oposición no está unida; las distintas fuerzas políticas están de acuerdo en buscar un cambio, pero siguen divididos por cuestiones personales y sectoriales.

Esto debe ser dejado de lado, para buscar la unión que permita derrotar al kirchnerismo y lograr un cambio de rumbo en el país", finalizó diciendo el Dr. Gabriel Hernández.

Comentá la nota