Un llamado telefónico limó las asperezas entre Benedicto y Angela Merkel

Un llamado telefónico limó las asperezas entre Benedicto y Angela Merkel
La canciller alemana había mostrado su disgusto por el reintegro a la Iglesia del obispo Richard Williamson, quien negó el Holocausto. La charla fue "cordial y constructiva", dijeron los voceros
Un comunicado conjunto de la Santa Sede y de Ulrich Wilhelm, portavoz del Gobierno alemán, expresó que el líder religioso y Merkel intercambiaron opiniones "en una atmósfera de gran respeto".

"Fue una conversación cordial y constructiva, marcada por su compartido y profundo reconocimiento de la lección del Shoah (Holocausto) en la humanidad", expresó el documento, agregando que la llamada telefónica fue solicitada por la propia Merkel.

La canciller alemana criticó al líder católico esta semana por reintegrar a cuatro obispos tradicionalistas, incluyendo a uno que niega los alcances del Holocausto, un gesto que causó el enojo de muchas personas, incluyendo a líderes judíos y católicos progresistas.

Más tarde, el Vaticano ordenó al obispo, Richard Williamson, la retractación pública si quiere servir en el prelado de la Iglesia. Merkel dijo que la decisión era una buena e importante señal.

Al Vaticano le resultó complicado contener el daño provocado por el escándalo de Williamson desde que levantara las excomuniones a los cuatro obispos.

Informó que Benedicto XVI, quien expresó su total solidaridad con los judíos, no estaba al tanto de las declaraciones de Williamson cuando rehabilitó a los cuatro obispos para intentar reparar un cisma de 20 años dentro de la Iglesia Católica.

Comentá la nota