Un llamado al consenso que arrancó sin los empresarios

Por Martín Kanenguiser

En un debate que arrancó rengo por la ausencia del sector empresarial, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, destacó la necesidad de "alcanzar consensos" con todos los sectores sociales, incluido el campo, aunque se quejó de la "falta de disposición de la derecha" para alcanzar acuerdos.

El ministro formó parte anoche de un debate sobre el consenso económico social junto con el secretario de prensa de la CGT, Héctor Daer, en el que faltó el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain.

Organizado por la fundación Isalud fundada por el ex ministro de Salud y actual embajador en Chile Ginés González García, el encuentro contó con la asistencia de sindicalistas y funcionarios. En realidad, Tomada debía compartir el panel con Hugo Moyano y Lascurain, pero el jefe de la CGT se excusó y envió a Daer; en cambio, el líder de la UIA, según expresaron con cierto enojo los organizadores, "avisó media hora antes del encuentro que no podía venir y no envió a nadie en su lugar".

A su lado, estaba el ex ministro de Trabajo español Jesús Caldera Sánchez-Capitán, quien relató la importancia del consejo económico y social en su país, aunque aclaró que el foro "es informativo" y no decide. España es considerada un punto de referencia para quienes defienden el acuerdo social en la Argentina, aunque en aquel país participaron los partidos políticos, como parte del tejido que se conformó para dejar atrás el legado del franquismo.

Sin embargo, Tomada descartó que la convocatoria local incluya a los partidos, "porque ese no es el objetivo" de este ámbito que debe ser llamado por el Gobierno. En cambio, sostuvo que "estarán todos los sectores sociales".

¿Incluyendo al campo?, le preguntó un periodista, ante lo cual, el ministro respondió muy seguro: "Por supuesto". De inmediato, dijo ser un "fanático del consenso" y se quejó porque la falta de acuerdo en torno de una nueva ley de ART demuestra la incapacidad para negociar entre los diferentes sectores.

"No puede ser que la falta de acuerdo en torno de si hay que tener un comité mixto en las empresas trabe esta ley", dijo el ministro, fastidiado porque hace cuatro años que se discute esta sensible norma, mientras se multiplican los juicios civiles y los reclamos administrativos.

Luego, cuando se le preguntó qué sectores son los que traban el avance del consenso social, subió el tono y dijo que "no es una novedad que a la derecha en la Argentina no le gusta dialogar y prefiere apelar a otro tipo de mecanismos para reclamar". Una vez más, se le preguntó si estaba haciendo alguna referencia al campo, pero declinó dar precisiones.

Por su parte, como anfitrión y ex ministro, Ginés González García ofició de bastonero en un auditorio colmado de gente y dio a entender que la construcción de consensos debería alcanzar a otros temas sensibles para la sociedad, como el de la salud.

Comentá la nota