"Es un llamado de atención", dijo Lifschitz

El intendente Miguel Lifschitz reconoció por primera vez tras las elecciones primarias del 2 de agosto que el resultado "es un llamado de atención" para el socialismo, pero aseguró que "no hay que dramatizar".
Ese día el justicialismo, en la sumatoria, obtuvo más votos que el Frente Progresista: 176.000 sobre 124.000, monopolizados estos últimos por la oficialista Clara García.

"Es un llamado de atención. Siempre se espera un respaldo mayoritario si bien se trató de una interna", dijo el intendente. "Trabajamos para que el Frente Progresista gane el 27 (de setiembre). No hay que dramatizar. Se trata de definir quien se lleva cinco, cuatro o un concejal", expresó Lifschitz por Canal 5. El ganador en el justicialismo, Héctor Cavallero, celebró la reacción del intendente (ver aparte).

Lifschitz respaldó a Clara García, actual secretaria municipal de la Producción y cabeza de lista. "Apostamos a una persona con experiencia pero nueva en el Concejo; con diálogo, capacidad. Que el Concejo se convierta en un ámbito constructivo por la autonomía, los desagües cloacales, obras y para conseguir recursos".

Precisamente sobre esos ejes, falta de obras y desmanejo en las finanzas, hace girar su campaña opositora Cavallero. "Hace años que Cavallero dice lo mismo", replicó el intendente. "Fue candidato a concejal hace 10 años y hace dos perdió conmigo la intendencia y dice siempre lo mismo. Vamos a cerrar el presupuesto con un déficit pequeño. Tenemos 1.200 millones de pesos de presupuesto y un déficit de 50 millones, lo que es razonable dentro de un presupuesto de esta magnitud", explicó.

El intendente dijo entender también "la insatisfacción de muchos vecinos que reclaman las cloacas", pero responsabilizó al "gobierno provincial que no hizo nada en los últimos 25 años" y agregó que ahora "se invertirán 100 millones en barrios para la red cloacal".

Comentá la nota