Litoral Gas, cerca de lograr un aumento del 10% promedio

Es la primera actualización desde 1999 para la empresa que distribuye gas en Santa Fe y el norte de Buenos Aires. La renegociación comenzó en 2001. Resta una revisión integral tarifaria. El acuerdo firmado en 2007 había previsto excluir a los hogares con consumos bajos.
"Las precisiones sobre el aumento no podemos darlas aún, porque falta un último paso: que Enargas defina los nuevos cuadros tarifarios", dijo el vocero de Litoral Gas Aníbal Paradiso, en diálogo con El Litoral.

El aumento a los usuarios residenciales "rondaría en promedio un 10%", agregó ante una consulta, pero aclaró que es el Ente Nacional del Gas (Enargas) quien definirá en qué porcentaje será alcanzado cada franja de usuarios.

Del mismo modo, el gobierno nacional debe definir el impacto de la suba sobre el Gas Natural Comprimido, GNC, a través de la resolución que dicte el ente regulador.

El gobierno nacional dio esta semana una señal a tres distribuidoras de gas natural por redes, entre las que se encuentra la empresa controlada por el grupo Suez (70%) y Techint (30 %). La medida también alcanza a Camuzzi Gas Pampeana y la Transportadora Gas de Sur SA (TGS).

Paradiso aclaró que resta "el último paso", la resolución de la autoridad regulatoria, y recordó el periplo seguido por las tarifas de gas: la renegociación iniciada en 2001, el acta de preacuerdo de 2007 y su paso por la Auditoría General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación, el Congreso Nacional y las audiencias públicas abiertas a todos los actores del proceso (incluidas las organizaciones de usuarios), que en total consumieron estos dos años.

Una década

Subrayó que la empresa no ha recibido ninguna actualización desde 1999 y mencionó que en 2001 -tras el estallido de la convertibilidad y el uno a uno- se inició un proceso de renegociación contractual "que no ha terminado, porque el objetivo es una revisión integral tarifaria".

En rigor, el decreto nacional Nº1915 habla de un "acuerdo transitorio" y así también lo describe el anexo que acompaña el decisorio.

Los decretos 1904 y 1918 refieren a las otras dos distribuidoras en términos similares.

"No tenemos precisión", expresó respecto de cuándo podrán ser publicados los nuevos cuadros tarifarios, lo mismo que el cómo se cobrarán los retroactivos que consagran los tres decretos, que hablan de una suba a partir de octubre de 2008.

"El valor promedio para el usuario residencia, se estima que será de un 10%, con una aclaración importante: uno de los puntos dentro de los acuerdos es que el sector residencial de consumos mínimos no reciba ningún aumento", explicó.

La medida involucra sólo a la porción de la distribución de gas natural (en esas tres empresas) y no debe ser confundida con el precio del gas en boca de pozo (o importado) o el precio de su transporte.

Marco normativo

La ley Nº 25.561 declaró la emergencia pública y dispuso la salida de la convertibilidad (un peso era igual a un dólar) en 2002. Dejó sin referencia a los contratos que concebían la paridad cambiaria como un mecanismo de ajuste: los servicios públicos en manos de empresas privadas entendieron que sus contratos habían sido alterados, lo que obligó al Estado Nacional a renegociar esos vínculos contractuales.

La ley autorizó entonces la renegociación con las concesionarias de servicios públicos y estableció criterios a seguir, como el impacto de las tarifas en la competitividad de la economía y en la distribución de los ingresos; la calidad de los servicios y los planes de inversión, cuando estuviesen previstos contractualmente.

Las discusiones entre privados y funcionarios nacionales tuvieron como escenario la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), creada por los Ministerios de Economía y el de Planificación, es el organismo que tiene a su cargo concretar dichas renegociaciones, ad referéndum del Poder Ejecutivo (PEN).

La Uniren, en esas negociaciones, acordó segmentar las tarifas de los usuarios residenciales, y conformar una escala progresiva orientando la política energética con sentido social, protegiendo fundamentalmente a los sectores con menores ingresos, según los fundamentos de los decretos mencionados.

"Sin actualización no hay inversión"

El vocero de Litoral Gas Aníbal Paradiso dijo que hasta 2001 la empresa extendió sus gasoductos troncales y aumentó su capacidad de distribución, lo que le permitió sumar por año unos 20.000 clientes desde 2001.

Advirtió que "la empresa pudo aguantar todos estos años sin ninguna actualización tarifaria porque antes hizo inversiones que le habían creado una capacidad ociosa de distribución, que hoy ya está agotada".

Explicó que a diferencia de la última década, "hoy para incorporar un cliente más se debe pensar en invertir, está prácticamente agotada la inversión hecha hasta 2001".

"Hoy con estas tarifas (y aún con la actualización del 10%) es imposible pensar en inversiones como las que se hicieron" hasta que terminó la convertibilidad. Recordó que el acuerdo con el Ministerio de Infraestructura es transitorio porque se debe hacer todavía una revisión integral de tarifas.

Comentá la nota