Las listas testimoniales dividen a los intendentes de la región

Los intendentes de Lanús, Darío Díaz Pérez; de Lomas, Jorge Rossi; de Avellaneda, Baldomero Álvarez; de San Vicente, Daniel Di Sabatino y de Presidente Perón, Aníbal Regueiro, defendieron las listas testimoniales. En tanto, en Echeverría y Brown, Gray y Giustozzi aún no anticiparon si adherirán a la estrategia del oficialismo.

La estrategia electoral anunciada por el oficialismo la semana pasada y que tiene como protagonistas al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y a los intendentes del conurbano ya cuenta con la adhesión de cinco jefes comunales de la región. Esta semana los intendentes de Lomas de Zamora, Jorge Rossi; de Avellaneda, Baldomero Álvarez de Olivera; de Lanús, Darío Díaz Pérez; de Presidente Perón, Aníbal Regueiro y de San Vicente, Daniel Di Sabatino, reiteraron su respaldo a las listas testimoniales y se escudaron en la necesidad de "resguardar la gobernabilidad".

Por su parte, el intendente de Echeverría, Fernando Gray, fue cauteloso. No salió a hablar públicamente, aunque desde su entorno aseguraron que analiza sumarse a la jugada. Las dudas rondan en torno al jefe municipal de Brown, Darío Giustozzi, que se refirió al tema con pocas palabras, apenas para decir: "No he opinado al respecto", mientras que desde su administración indicaron que "quizás no sea necesario hacerlo".

Los más enfáticos fueron Rossi y Álvarez, que se alinearon a la movida kirchnerista desde un primer momento y, en una muestra de lo que consideran ser "orgánicos", elogiaron la estrategia sin ningún cuestionamiento.

"Si Kirchner lo decide voy a ser candidato", resaltó sin tapujos el primero. "Estamos a disposición. No hay que hacerse la víctima, desde 1985 se dan estas cosas. Vamos y venimos de acuerdo a las necesidades electorales que tiene la gente. No soy un negado de lo que mi conductor político me hace saber. Las decisiones las vamos a tomar entre todos", apuntó en rueda de prensa durante el acto de entrega de pensiones sociales que encabezó esta semana junto a la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner.

En tanto, Álvarez destacó: "Si necesitan que juguemos todos para defender este modelo, vamos a jugar todos".

Al mismo tiempo, Di Sabatino y Regueiro negaron que sus candidaturas impliquen un engaño a la sociedad y, en cambio, las calificaron como "una apuesta fuerte a la gobernabilidad". "Lo hacemos porque estamos posicionados mucho mejor que ellos (por la oposición). La falta de ética sería engañar a la sociedad. Sería hacerlo y no decir lo que vamos a hacer. Queremos manifestar nuestro compromiso en este proyecto, poniendo lo que hay que poner", aseguró el intendente de San Vicente.

Desde Presidente Perón, Regueiro resaltó que no tiene "miedo de plebiscitar" su gestión. "Estamos haciendo bien las cosas, y eso me da mucha tranquilidad", aseveró, al tiempo que criticó: "Cuando Macri decidió adelantar las elecciones estaba perfecto, pero cuando lo propuso la Presidenta estuvo mal. Cuando la vicejefa (del Gobierno porteño) Michetti renunció para postularse como diputada estaba bien, pero cuando se propone desde el justicialismo está mal".

El intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, fue uno de los primeros en hacer pública su decisión de encabezar la lista de concejales del oficialismo al indicar que lo que estará en juego el domingo 28 de junio no será "el futuro de un municipio", sino la mismísima "gobernabilidad" de las administraciones nacional y provincial.

"Lo que estamos defendiendo no responde a una preocupación por un concejal, un diputado o un senador. Nuestro compromiso tiene que ver, como actores de los gobiernos locales, con el apoyo a un proyecto nacional", resaltó Díaz Pérez, al tiempo que aseveró que ser candidato no repercutirá en su "labor diaria", sino que la "fortalecerá".

El que optó por la cautela fue Gray, que no salió a emitir opinión sobre el tema, aunque apoyó la candidatura de Scioli al asegurar que "tiene muy buena aceptación en toda la Provincia". Además, aclaró que estaba "analizando" junto a su espacio político los pasos a seguir.

Asimismo, la posibilidad de que Giustozzi se enfrasque de modo directo en la contienda electoral no fue del todo bien recibida en Brown, desde donde el presidente del Concejo Deliberante, Mariano San Pedro, supeditó la decisión a lo que pase en la esfera provincial.

No obstante, apuntó que en el distrito está latente la creencia de que "quizás no sea necesario tener que hacerlo". "Es algo que tendrá que decidir el propio Darío. Nosotros estábamos en condiciones de hacer frente a las elecciones en octubre y también lo estamos ahora, además, creemos que el oficialismo tendrá un buen resultado tanto a nivel nacional como local", indicó, para enseguida completar que por ese motivo se descree de la necesidad de que "participe el Intendente" encabezando la lista.

Comentá la nota