16 listas del PJ para diputados nacionales

El trámite para registrar listas participantes finalizó anoche y ahora se viene el armado y la definición de las fórmulas.

Un total de 16 listas se registraron para las internas abiertas que hará el PJ el 3 de mayo. Ese día se elegirán los candidatos a diputados nacionales para las elecciones del 28 de junio.

Con este trámite, que se cerró anoche, se inició el tiempo de descuento para los aspirantes que buscan representar al PJ.

Hasta el jueves último se habían anotado 12 listas y hasta el cierre, que operó anoche, se sumaron otras 4, llevando el total a 16 listas que manifestaron la decisión de participar en las internas del 3 de mayo.

La lista "Frente Peronista Federal" será encabezada por el ex vicegobernador Walter Wayar. "Integración y Esperanza" nominará al intendente de La Caldera, Miguel Calabró, precandidato del grupo "Chicoana". "Lealtad y compromiso con el trabajo" postulará al camionero y líder cegetista Jorge Guaymás.

"Por Salta juntos" fue anotada para impulsar a la ex titular de la Rural Salteña, Milagros Patrón Costas. "Proyección de Evita y Perón" es la lista que postulará a Daniel Isa.

"Participación y Compromiso" nominará a Julio Moreno, que lleva en segundo lugar a Nelly Murga de Córdoba. "Salta somos todos" fue presentada por el apoderado Segundo Alvarez. "Convicción y Coraje" fue inscripta por la dirigente de base Isabel Galarza. "Identidad Peronista" fue anotada por Víctor Aucapiña. Por "Unidad, Capacidad, Honestidad, Organización" el apoderado es Guillermo Soriano. De "Unidad y Renovación Justicialista" el apoderado es Ramiro Chávez. "Cambio, Justicia y Victoria" es la lista que presentó Natalia Otero. "Justicialistas Autoconvocados" fue registrada por Arcelia Hoyos. "Lealtad Peronista", "Fidelidad" y "Juntos por Salta" fueron ingresadas por el apoderado Matías Risso.

El cambio es la esencia de nuestra vida y ni qué decir de los negocios. Se cambian envases, sabores, se abren sucursales, se renuevan o cierran otras. Es todo parte del accionar empresario.

A veces el cambio viene dado por decisión propia de la empresa, o bien porque cambiaron algunas reglas de juego del mercado (la demanda, la situación económica, las leyes, etc.).

Y ahora parece que el cambio viene de la mano de las variables del mercado: hay retracción de la demanda. Venimos de años de bonanza y crecimiento, pero al aparecer la incertidumbre o miedo hacia el futuro (tanto por la crisis mundial como por las acciones o mensajes de nuestro gobierno) hacen que el mercado de a poco se empiece a retraer. Sabemos que el miedo paraliza y esto implica que muchas empresas, por no saber lo que puede pasar, suspenden sus inversiones o sus planes de expansión, y esto a gran escala genera una desaceleración por efecto cascada.

Mi mensaje es que hay que aprovechar estos cambios o crisis, ya que si uno actúa sobre las oportunidades que estos generan, se encontrará en una mejor situación cuando las cosas se normalicen.Si bien las ventas pueden caer, pero si me especializo mejor que mis competidores, puedo sacarles a ellos ventas y así mantener mi volumen. Si mis competidores no invierten en publicidad y yo lo sigo haciendo, puedo sacar diferencias manteniendo mi presencia en el mercado. Es decir, estos tiempos de cambio dan lugar a muchas acciones con el propósito de mantenerse o alcanzar el liderazgo de mercado.

Hay un dicho japonés que dice "nada es tan bueno que no pueda ser mejorado".

En estos momentos es cuando más debo acercarme al cliente para escucharlo (volver a la fuente). Ellos nos darán las mejores pistas de las acciones que tendríamos que implementar para mejorar y crecer.

Evitar pensar sólo en el corto plazo, ya que a veces nos puede dejar en la ruina sin darnos cuenta. Si empeoro mi servicio, si bajo la calidad, si dejo de ser lo que llegue a ser, solo para sobrevivir, y me olvido de que los negocios son a largo plazo y que los clientes los tengo que tener de por vida, no sirve de nada. Es ahora cuando debo mantener y mejorar mi calidad, debo salir a buscar clientes (ser proactivo). Todo esto con disciplina y perseverancia, poniendo el espíritu y la dedicación en cada cosa que hagamos.

Es simplemente así, evitando alarmarnos y llenarnos de negatividad (que sobra hoy por hoy y no suma para nada).

Si logramos tener la cabeza fría para repensar nuestro accionar y actuar inteligentemente en estos nuevos tiempos de cambio el futuro será mejor, pase lo que pase.

Comentá la nota