Una lista de proyectos al borde de la parálisis

Desde 2003, el Gobierno hizo del conurbano bonaerense la tierra prometida para los anuncios. Lanzamiento de hospitales, de proyectos de servicios, de planes de viviendas... Una larga lista de obras públicas que, en su inmensa mayoría, terminaron paralizadas, y que se intentarán recomponer con los nuevos anuncios.

El Plan Federal de Viviendas es, quizás, el ejemplo más paradigmático. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno anunció entre 2004 y 2005 la construcción de 135.500 casas, que estarían listas para ser habitadas en 2007.

No cumplió: hasta ahora terminó sólo el 19%. Y el 58% del programa ni siquiera se está ejecutando, de acuerdo con datos de la Subsecretaría de Vivienda. El Gobierno bonaerense promete normalizar la situación y terminar la mitad del programa "que debería haber estado lista hace ya tres años" a mediados de 2009.

Una de las principales razones en la paulatina parálisis fue la falta de dinero. Sucesivamente, el Gobierno discontinuó las partidas para casi todos los planes. Hundidos en dificultades, la situación crítica preocupó a intendentes, sindicalistas y empresarios. Muchos, sobre todo en el interior, se animaron al reclamo público. En el conurbano, poderosos jefes comunales encolumnados con el kirchnerismo ahora reconocen los atrasos: "Estamos mal. Las obras no avanzan". A partir de ahora, todavía escépticos, esperan que el Gobierno cumpla.

Comentá la nota