A la lista de ofertas llegaron los calefones

A la lista de ofertas llegaron los calefones
Los dueños de calefones, termotanques, cocinas y lavarropas podrán entregarlos como parte de pago de otros nuevos. Las rebajas van del 24 al 52 por ciento. Se ofrece financiación a doce meses al 11 por ciento de interés. Se busca estimular el consumo y la producción.
El Gobierno sigue adelante con su plan canje, esta vez no para la deuda pública sino para la línea blanca de electrodomésticos. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó un nuevo acto en la quinta de Olivos, donde presentó el plan para renovar calefones, termotanques, cocinas y lavarropas. “Estas políticas activas que impulsa el Estado benefician a las familias, comerciantes e industriales. Y además, sostienen el nivel de empleo”, señaló la mandataria. Este plan canje llegó luego del lanzado para heladeras, que fue calificado por la Presidenta como “muy exitoso”, ya que se agotó “todo el stock” rápidamente. Sin embargo, algunas cadenas de venta de electrodomésticos, antes de ofrecer el plan gubernamental instan a sus clientes a comprar otras heladeras y con otros precios, por fuera del plan canje oficial, u ofrecen aparatos importados desde Brasil. Tanto el plan para heladeras, como el presentado ayer, es comandado directamente por Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior. El funcionario también asumió el control del programa para autos y taxis.

En el marco de los planes para reactivar el consumo y la producción –iniciativas que recibirán aportes estatales por 13.200 millones de pesos–, Fernández de Kirchner presentó ayer el capítulo Plan Canje para líneas blancas, que incluye calefones, termotanques y cocinas. En el encuentro estuvieron presentes la ministra de Producción, Débora Giorgi, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, el titular de la CGT, Hugo Moyano, y empresarios del sector electrodoméstico. Y, por supuesto, Moreno.

“Salvando únicamente a empresas y bancos no alcanza”, señaló la Presidenta, casi como si estuviera hablando sobre el presidente norteamericano, Barack Obama. “Si no se salva a los trabajadores, usuarios y consumidores, la economía se viene abajo igual”, agregó la mandataria.

Los productos podrán pagarse hasta en doce cuotas fijas, con un interés anual del 11 por ciento. Además se incluye la opción de financiar el costo de su instalación, así como también la desinstalación del viejo aparato que se deberá entregar al momento de recibir el nuevo. Los productos que forman parte de este canje tendrán descuentos que van del 24 al 52 por ciento. La Presidenta dio a conocer los precios de cada uno de los equipos.

En relación con los valores actuales vigentes en el mercado, Cristina informó que en los calefones de 12 litros –marca Universal, Volcán, Longvie u Orbis– la rebaja en los precios será de entre 24 y 31 por ciento. En el caso de los termotanques, donde participan los productos MG, Universal y Longvie con capacidad de entre 75 y 85 litros, la reducción llegará al 33 por ciento.

Mientras que en las cocinas (Domec, Escorial, Longvie, Volcán y Patrick), los descuentos irán del 28 hasta el 52 por ciento. En tanto, en los lavarropas –ya sea de carga frontal como de carga superior y de 5/6 kg de capacidad– el plan contempla una reducción en los precios del orden del 32 por ciento.

Con estos descuentos, logrados por intermedio de Moreno, los calefones deberán tener un precio de 636 pesos; los termotanques de 686 pesos; las cocinas de entre 849 y 895 pesos y los lavarropas entre los 852 y 1128 pesos. El pago podrá ser financiado en doce meses con una tasa anual del 11 por ciento.

“Los descuentos son importantes, se ha hecho un análisis profundo de los costos. Estamos convencidos de que así se le da a la familia la oportunidad de renovar su viejo equipo con una importante diferencia y con un relevante financiamiento”, resaltó la Presidenta. Por ejemplo, las cuotas para un calefón con el costo de instalación será de 73 pesos mensuales; para los termotanques de 78 pesos; para las cocinas entre 92,5 y 96,5 pesos y para los lavarropas de 92,7 a 117 pesos.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, consideró que el Plan Canje Línea Blanca es “muy importante” para mantener la actividad del sector y confió en la “generación de políticas públicas para mantener el círculo virtuoso de la economía”. “El plan impacta en las fábricas de aluminio, acero, pero también en el colocador o en el matriculado de gas. Y obviamente, en el consumo”, aseguró Massa.

Según señaló la Presidenta, al acuerdo de precios articulado por Moreno incluye créditos para los fabricantes. Desde el Ministerio de Producción de Débora Giorgi no contaban con la información de cuánto dinero es el que aportará el Estado.

“Contra el pedido de las comercializadoras, se paga una parte de capital de trabajo importante (en forma de subsidio) para que de esta manera se cierra el círculo virtuoso, que debe ser siempre financiando a la inversión y al consumo, sobre todo en épocas como las que estamos viviendo”, reflexionó Cristina.

Según algunas versiones oficiales, el Plan Canje para líneas blancas tiene por objetivo vender aproximadamente 50.000 calefones y 25.000 termotanques. En el caso de las heladeras, las cadenas comercializadoras indicaron que agotaron el stock rápidamente. Todavía no llegaron a reponer nuevos productos. Los fabricantes locales se quejaron porque el plan fue lanzado sin consensuarlo previamente con ellos, con lo cual no previeron la mayor demanda. Una parte de esos pedidos fueron cubiertos con heladeras importadas desde Brasil.

Comentá la nota