Lissalde, de Unión Pro, en un momento crucial de decisiones

El actual presidente del Partido Justicialista de Saladillo, y máximo referente de Unión Pro en el distrito, estaría evaluando seriamente una propuesta que le habrían hecho desde las altas esferas del partido que dirige De Narváez.
La versión sobre el posible alejamiento del escribano Ricardo Lissalde del bloque de concejales que comparte con Beatriz Dalmazzo en Saladillo, cobra cada vez mayor fuerza.

Antes de su asunción, concretada el 10 de diciembre de 2010, ya se hablaba "por los pasillos" acerca de esa posibilidad y el propio Lissalde, ante los medios de prensa, se encargaba de desmentirla.

Lo cierto es que la hipótesis no es descabellada. El actual presidente del Consejo de Partido Justicialista (PJ) de Saladillo, y máximo referente de Unión Pro en el distrito, estaría evaluando seriamente una propuesta que le habrían hecho desde las altas esferas del partido que, a nivel provincial, comanda Francisco De Narváez.

Lissalde, que hasta el 10 de diciembre pasado se desempeñó como senador provincial, podría llegar a aceptar esa oferta que, de algún modo, lo posicionaría fuertemente en Saladillo y, por supuesto, en la Séptima Sección Electoral. Elucubraciones hay muchas, pero definiciones pocas.

De alejarse del bloque de concejales, asumiría en su lugar el productor agropecuario Enrique Wallace.

De cualquier modo, ante la propuesta, la decisión no resulta nada fácil para el escribano Lissalde, habida cuenta que días previos a su jura como edil por cuatro años dijo públicamente: "En mi carrera política, nunca he utilizado un cargo para postularme a otro. Tampoco he dejado un cargo trunco o sin cumplir… Creo que he respetado el compromiso asumido ante la gente. Yo no soy testimonial". La gran pregunta es ¿qué hará entonces?

Comentá la nota