Lissalde avanza en el proyecto de reforma del sistema electoral

El trabajo lo está realizando con algunos de sus colegas de la Cámara de Senadores para encontrar puntos en común y generar un anteproyecto, en relación al sistema electoral vigente, el cual creen debe ser modificado.
El senador y concejal electo por Unión Pro en las últimas elecciones en Saladillo, Ricardo Lissalde, sigue trabajando en un proyecto de reforma al sistema electoral vigente, donde se destacan el sistema D’Hont con piso y con techo, la eliminación de las listas colectoras y las internas abiertas, simultáneas y obligatorias, entre otros.

El trabajo lo está llevando a cabo con algunos de sus colegas de la Cámara de Senadores para encontrar puntos en común y generar un anteproyecto, en relación al sistema electoral vigente, el cual creen debe ser modificado. Esta iniciativa luego será consultada con el resto de los bloques para intentar lograr media sanción.

En ese marco, Lissalde comentó que se trabaja en varios ejes, sobre todo en el derecho comparado de otras provincias y en la legislación que ha estado vigente tanto en el orden provincial como en nacional, y que por ciertas razones políticas fue modificado a lo largo del tiempo.

El primer punto que se contempla en este proyecto es la posibilidad de apelar ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia fallos dictados por la Cámara Electoral, sobre todo aquellos que causan un daño irreparable, lo cual hoy no puede hacerse.

El segundo tema que se plantea es eliminar algunos artilugios que se han creado en la política, como son las listas colectoras y las espejo, ya que se estaría posibilitando una pseudo-ley de lemas que no está permitida hoy en día.

El tercer eje del proyecto es la necesidad de producir una mejor reglamentación para la obtención de la personería de partido político, ya que muchas veces no representan modelos de construcción política, sino que se usan como herramientas electorales para que sus miembros saquen algún tipo de provecho. Además, esto posibilitará que los partidos políticos mejoren, y funcionen como realmente debe ser.

El cuarto pilar es la nueva sanción de la ley que establece internas abiertas, obligatorias y simultáneas en la provincia de Buenos Aires, como un método de selección de candidaturas para cargos electivos para todos los partidos.

Por otro lado, se buscará modificar el artículo 109 de la ley 5107, que es el que establece el sistema del cociente electoral para todas las candidaturas a nivel electoral, y reemplazarlo por el sistema D’Hont.

"Según mi punto de vista personal, debería establecerse un sistema D’Hont con piso y con techo electoral, para que se fomente la gobernabilidad en nuestro país y que no se atomicen los concejos deliberantes o las legislaturas en general", señaló el senador.

"Además, tiene que haber un piso electoral, pero creo que también debe existir un techo máximo, ya que como ocurre en nuestra sección electoral el piso es demasiado elevado (33,33 por ciento). Luego, el reparto entre los que alcanzaron el piso debe hacerse por sistema D’Hont y no por el cociente. Estimo que el piso debería ser del 3 por ciento y el techo del 20, estableciendo rangos lógicos para ello", añadió.

"Lo novedoso de este sistema también se enmarca con un cambio a la hora de tomar en cuenta los votos válidos, en vez de tomar como válidos todos los votos que obtuvieron los partidos, se tomaran como válidos sólo los que obtuvieron los partidos políticos que pasaron el piso electoral. Creo que el sistema D’Hont sólo no fomenta la gobernabilidad, sino que por el contrario ayudará a la atomización del poder político", explicó Lissalde.

Asimismo, el legislador indicó que el sistema D’Hont sólo fue creado para sistemas parlamentarios como los de Europa, por lo que en nuestro país, que tiene un fuerte sistema constitucionalista, no sería correcto aplicarlo por sí solo.

Comentá la nota