Di Liscia no le baja los decibeles a su pelea con Torroba

Di Liscia no le baja los decibeles a su pelea con Torroba

Luego de la polémica con el viceintendente, el jefe comunal se mostró en un almuerzo con socialistas en el Club Independiente de esta capital. También estuvieron el senador Juan Carlos Marino y el diputado Carlos Pessi

La semana que pasó estuvo cargada de chispazos al interior del gobierno comunal. Los roces los protagonizaron el intendente Francisco Torroba (UCR-Frepam) y el vice Guillermo Di Liscia (PS-Frepam). ¿El motivo? El primero autorizó la instalación de las video-cámaras de vigilancia en la ciudad y el otro se mostró sorprendido y molesto, puesto que, según sostuvo, ese sistema no sólo es caro, sino que no resuelve el problema de la seguridad.

Ayer se llevó a cabo el primer acto político luego del encontronazo entre los dos principales referentes de la coalición del gobierno de Santa Rosa. Fue un acto de cierre de año organizado por el Centro Socialista Zona Sur (CS), que preside Luis Solanas. Entre los presentes, además del jefe comunal, estaban el senador Juan Carlos Marino (UCR), los diputados Adrián Peppino (secretario general del PS) y Carlos Pessi (UCR). También Griselda Comerio, de Trenel, integrante de la conducción del socialismo provincial, y la concejala piquense Silvia Ramos (PS), entre otros. En total fueron 250 los comensales, entre los que se destacaron muchos militantes y vecinos de distintos barrios de la ciudad, pero sobre todo de la zona sur, donde el CS tiene su sede.

Palabras.

Si bien todos los discursos apelaron a palabras como "convivencia" y "unidad", el dato más político de la jornada fue la ausencia de Di Liscia y el respaldo que, en cierto sentido, significó la invitación para Torroba, después de una semana en que los enfrentamientos con su vice se hicieron a la vista de la prensa y de la población.

La serie de discursos la abrieron los representantes de las distintas ramas del socialismo (la Juventud, la agrupación estudiantil Sumate, el área de la Mujer y la pata sindical). Luego fue el momento de los saludos. Marino llamó a seguir construyendo el Frepam hacia 2011 y habló de la buena convivencia entre radicales y socialistas en la provincia, al punto de considerarlos "primos hermanos"; Torroba se refirió a la crisis económica y a la convivencia dentro del Frepam, sobrevolando la polémica de la semana pasada, aunque sin referencias explícitas, ni apreciaciones que pudieran echar más leña al fuego. Cabe recordar que el sábado, ya le había bajado el tono a la disputa asegurando que los contrapuntos eran comunes en las alianzas.

El presidente del Centro Socialista, Solanas, resaltó que en tiempos en que se habla mucho de la crisis de los partidos políticos, el proyecto de creación del Centro fue un hecho que contribuyó a acercar la política a la gente. Luego reclamó poner el hombro y llevar soluciones a los barrios. Afirmó que el PS rompió el estigma del partido chico y salió de la cultura de la oposición permanente. Dijo que la experiencia de este último año les sirvió para "aprender socialismo y hacer socialismo donde hay que hacerlo: en los barrios, pensando en la gente y con la gente y no encerrados en una oficina".

Acciones.

En Centro Socialista está ubicado en la intersección de las calles México y Unanue, en el Plan 5000. Antes de los discursos, un video repasó todas las acciones llevadas a cabo desde allí: el sostenimiento de la revista partidaria "Acción Socialista"; la realización de cursos y talleres de apoyo escolar, computación y música, destinados a niños y adolescentes del barrio; campañas de difusión, como la orientada a la prevención del Dengue o la entrega de lámparas de bajo consumo entre los vecinos; y el informe sobre la juventud de esa barriada en cuanto a escolaridad y adicciones, cuyos resultados fueron entregados a las autoridades y cobraron difusión a través de los medios de prensa.

Comentá la nota