Líneas de colectivos pusieron a circular 125 coches nuevos durante el año que pasó

Las líneas de colectivos urbanas e interurbanas que operan en el Gran Resistencia incorporaron a sus servicios 125 unidades nuevas en el transcurso de 2008, haciendo uso de una línea crediticia blanda abierta para ese fin por el Nuevo Banco del Chaco.
Se trata de créditos prendarios a través de los cuales el área metropolitana pudo renovar su parque automotor para el transporte de pasajeros y convertirse en una de las mejores del país en ese aspecto, si bien continúan las quejas de los usuarios por el costo del boleto y las frecuencias de algunos servicios.

40 millones de pesos

La inversión total canalizada a través de la operatoria con el banco provincial supera los 40 millones de pesos, y las unidades incorporadas son de modelos 2007 en adelante. “Tenemos que seguir trabajando mucho en la red urbana más que nada en materia de pavimentación para mejorar la infraestructura que permita reducir los costos derivados de mantenimiento y operación de coches”, dijo el gobernador al presentar los últimos colectivos adquiridos.

Los servicios involucrados en la modernización de su flota son las líneas 2, 5, 8 y 9, que funcionan bajo regulación del municipio de Resistencia; y las 104, 110 y 111 del área interurbana, que dependen de la Dirección de Transporte de la Provincia. La inversión total por cada unidad es de 340 mil pesos y en total el Nuevo Banco del Chaco financió 125 colectivos a través de créditos prendarios. “Esta línea de crédito blanda es la que permitió la renovación total del parque de la ciudad poniéndolo en uno de los primeros lugares del país”, expresó uno de los representantes de la empresa ERSA.

Por su parte, el director de Transporte, Marcelo López manifestó que el llamado a licitación “fue algo histórico en el área, ya que no se realizaba desde la década del 80. La aparición de los remises y la debacle económica del país provocaron que las empresas que habían apostado tengan serios problemas y quiebren”, explicó el funcionario, que rescató por eso el retorno de la inversión privada.

Capitanich, por su parte, explicó que la línea de créditos es posible porque existe una transferencia de los flujos derivados del subsidio de transporte a nivel nacional con el objeto de garantizar el repago del flujo de préstamos. “Es una operatoria transparente que permite canalizar los fondos excedentes y tener una tasa muy alta en materia de recupero. No sólo tiene una garantía prendaria de la unidad sino también el repago sobre el flujo de fondos aportados por el subsidio y el normal cumplimiento por parte de las empresas”.

Hay que pavimentar más

El gobernador también hizo notar la necesidad de que los municipios del Gran Resistencia mejoren la infraestructura urbana para que las unidades tengan el máximo de vida útil posible, ya que “al tener más calle de tierra o mayores problemas como por ejemplo baches, aumenta los costos operativos de las unidades y afectan los costos de mantenimiento”.

Por su parte, Marcelo López recordó que hace pocos días participó de una audiencia pública en la zona sur de Resistencia donde los usuarios pedían que el transporte público llegue a sus casas. “Hay un compromiso de los empresarios que apenas se realicen el enripiado e iluminación empezar también a prestar servicios en esa barriada”, sostuvo.

Comentá la nota