La línea nacional de créditos hipotecarios despertó fuerte interés en los neuquinos

Hay 400 consultas promedio por día y 50 trámites ya se encuentran en proceso. Para acceder a los préstamos se necesita un ingreso mínimo de 2.000 pesos.

La mayoría de la gente refleja la intención de construir y en menor medida de comprar. Todos buscan el sueño de la casa propia.

La nueva línea nacional de créditos hipotecarios para adquirir una vivienda, financiada con fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), despertó en pocos días sumo interés entre los neuquinos, preferentemente de clase media.

El gerente del Banco Hipotecario Sucursal Neuquén, Gabriel Cambiasso, advirtió que 400 personas consultan en promedio por día las condiciones de acceso. Esto, según dijo, representa el 70 por ciento de las consultas que recibe el banco.

Hasta el viernes pasado, la entidad financiera contaba con 12 solicitudes ingresadas, cuya carpeta está completa para cursar a Buenos Aires. Cambiasso destacó los resultados y añadió que en proceso hay no menos de 50.

La mayoría refleja la intención de construir y en menor escala de comprar, aunque todos buscan saldar el sueño de la casa propia. Solteros, casados, divorciados y concubinos mayores de edad pueden acceder a una línea con un ingreso mínimo de 2 mil pesos.

"Los resultados serán muy buenos porque la necesidad es grande. Además, es una opción accesible para la gente. Facilita préstamos a 15 o 20 años, con tasas fijas y en pesos. Y financia hasta el 100% de la obra si la persona quiere construir, ampliar o terminar su vivienda", expresó Cambiasso.

Montos estimados

Si el interesado, por ejemplo, tiene un ingreso neto de 2 mil pesos podría obtener un crédito para construir una vivienda de $68.500; y pagar $845 al mes, durante 20 años, con una tasa nominal anual (TNA) del 10%.

Pero si el interés pasa por comprar una casa nueva, accedería a un préstamo de $55.500; pagando una cuota mensual de $852 durante 15 años, con una TNA del 13.50%. Son montos estimados al sólo efecto ejemplificativo.

Así, la línea de crédito otorga desde 68.500 pesos hasta 300 mil pesos para construir una casa. Los clientes que pueden obtener el préstamo más alto en la escala son aquellos que perciben ingresos por un valor que oscila entre los 9 y 12 mil pesos.

En ese caso pagarían una cuota mensual de $3.637 durante el mismo plazo de tiempo y a igual tasa; aunque sus condiciones de pago sufren variaciones cuando el interés pasa por adquirir una vivienda nueva.

Recién a partir de los $11.000 de ingresos se podría obtener un préstamo de $300.000, pagando $4.524 al mes, durante 15 años, con una TNA de 13.50%. El crédito para una persona que cobra $9.000 sería de 248.500 y la cuota de $3.751. A más bajos ingresos, menor es el préstamo y por lógica lo que pagaría al mes.

La línea también ofrece la posibilidad de ampliación y terminación de la casa única; a la vez que contempla la adquisición de una usada, en cuyo caso el cliente pagaría la TNA más alta -15.20%- entre las opciones que se ofrecen, durante 15 años.

"Para poder construir la persona tiene que ser propietaria del terreno. Financiamos el 100 por ciento de lo que quiera construir, siempre y cuando no exceda los 120 metros cuadrados. Ahora bien, si su objetivo es la compra, entonces financiamos hasta el 70%. La persona debería contar con el 30% restante", comentó.

El gerente apuntó que las condiciones son claras y corren para todo el mundo. Por tanto las personas que, por ejemplo, poseen su vivienda pero no la tienen escriturada, no pueden acceder a un crédito (de ampliación) hasta que no finalice ese proceso previo.

Tiempos

La entidad financiera, la única que está entregando este tipo de créditos en el país, canaliza la voluntad de otorgar la mayor cantidad de préstamos en el menor tiempo posible. "Los fondos ya están disponibles", aseguró Cambiasso.

Cuando la persona trae la documentación pertinente, dijo que tiene entre 7 y 10 días para la aprobación definitiva. Después agregó que comienza la etapa de escrituración, la cual no puede superar los 30. Una vez finalizado este proceso, entonces se otorgan los préstamos para la construcción.

Pero en el interín puede haber demoras. "Hay factores externos que complementan el trabajo de un banco -como la intervención de un escribano- que pueden demorar un poco la operación. No es el banco el que limita la hipoteca", aclaró.

De cualquier manera, dijo que por lo pronto se están manejando muy bien los tiempos de la aprobación. Y destacó el esfuerzo que se está haciendo en atención a evacuar la mayor cantidad de dudas posibles en la comunidad.

Las charlas grupales que lleva a cabo la entidad financiera se realizan simultáneamente en tres salas a fin de no hacer esperar a la gente. Con este objetivo, el banco reorganizó el recurso humano, sin perjuicio de otros servicios que sigue prestando a los clientes.

Allí se agotan las dudas preliminares y se detalla la información que deben presentar quienes estén interesados en construir, ampliar, terminar o comprar una vivienda (nueva o usada). Después quedan en contacto vía mail para reforzar la documentación y encaminar así la solicitud.

"La idea es sembrar buenas relaciones porque van a hacer clientes nuestros durante 20 años. El producto de crédito hipotecario es el que juega en una infinidad de variables emocionales a la hora de tomar una decisión", comentó.

Los trámites se realizan en la sucursal Neuquén, que cubre toda la provincia. Sin embargo, a través del 0810-999-4476 se podrá consultar ante todo lo referido a la línea de créditos.

Requisitos

Se puede solicitar un crédito a partir de los 21 años. En caso de emancipación civil y comercial la persona podrá hacerlo con 18 años.

Se otorgará un préstamo hasta los 65 años.

La edad máxima para cancelarlo, los 75 años.

Hay que tener un ingreso mínimo de 2 mil pesos netos. Se pueden sumar ingresos con el cónyuge.

Antigüedad mínima laboral: seis meses en relación de dependencia; un año como independientes.

Compromiso mensual: hasta el 40 por ciento del ingreso neto (incluye la cuota del préstamo hipotecario más cuotas existentes en el sistema financiero). Sujeto a evaluación crediticia.

Documentación general

D.N.I., L.C. o L.E. de los titulares.

Comprobante de un servicio a nombre del titular correspondiente al último período facturado.

Constancia de CUIL/CUIT.

Libreta de matrimonio (casados).

Sentencia de divorcio (divorciados).

Certificado de convivencia o contrato de alquiler a nombre de ambos titulares.

Comentá la nota