“Línea Morada” pide regularizar la UCR

Históricos referentes cuestionaron la intervención.
A medida que avanza el calendario electoral se incrementan las ansias de regularizar aquellas fuerzas políticas que no funcionen en un marco de normalidad. Tal es el caso de la regional de Tucumán de la Unión Cívica Radical (UCR). Por este motivo -y amparados en resoluciones nacionales de la fuerza, que determinaron la normalización en todas las provincias donde la fuerza se encuentre intervenida-, varios dirigentes plantearon la necesidad de apurar tal proceso en la provincia.

“En Tucumán, la UCR debe regularizarse hasta el 4 de abril, pero hasta ahora la intervención no dio señales de tener intenciones de hacerlo”, dijo Esteban Avila, secretario de la convención nacional e integrante de la “Línea Morada”, un sector que persigue la regularización de la UCR en la provincia.

“Queremos el fortalecimiento de la UCR; por ese motivo planteamos una amnistía general para todos aquellos dirigentes que fueron expulsados del partido, siempre y cuando no hayan fundado nuevos partidos”, agregó el ex senador provincial Julio Dip. A modo de ejemplo, aclaró que los ex radicales que conformaron Participación Cívica (Jorge Mendía, Raúl Pellegrini, Carlos Courel y Gustavo Usandivaras, entre otros) no cabrían dentro del perdón propuesto.

Junto a Dip y a Avila, integran “Línea Morada” el ex miembro de la Corte Suprema Pedro Zanoni, el ex vicepresidente del banco Hipotecario Antonio Ibarreche, el dirigente de Derechos Humanos Miguel Aráoz y el referente de la Central de Trabajadores Argentinos Germán Monteros.

Comentá la nota