La línea Comahue-Cuyo optimizará el servicio eléctrico local.

La puesta en marcha de la línea de alta tensión tiene una gran relevancia para la población local.
La línea de alta tensión Comahue-Cuyo, cuya construcción anunció esta tarde la presidenta Cristina Kirchner, no sólo favorecerá el desarrollo industrial de las provincias de Cuyo, sino que también optimizará la calidad y la seguridad de la provisión eléctrica.

Entre otros beneficios, este proyecto facilitará la realización de futuras obras hidroeléctricas como las presas Los Blancos y Portezuelo del Viento y, de esta manera, se potenciará la venta de sus excedentes al mercado externo.

Características de la línea

A través del tendido eléctrico Comahue-Cuyo, que pasará por el territorio mendocino y también abastecerá a la vecina provincia de San Juan, se apuntará a abaratar los costos energéticos para los usuarios.

La línea, que asegurará el abastecimiento de energía en Cuyo, incluye 500 KW de aproximadamente 708 kilómetros de extensión que vincula las estaciones transformadoras mendocinas Los Reyunos, Gran Mendoza y Agua del Cajón (Neuquén) y las ampliaciones y modificatorias necesarias en las mismas. El inicio de obra se estima en junio de este año y la entrada en operación en junio de 2010.

En tanto, el tramo Mendoza-San Juan consiste en una interconexión de 500 KW, más conocida como línea minera, que ya se licitó y está en marcha.

El monto para la obra rondaría los $628.000.000 y será solventada con distintos aportes: el Comité de Administración del Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Nacional (CAF) aportará $65 millones (10,35% del total), de los Fondos Salex (Saldo de Excedentes por Restricciones a la Capacidad de Transporte) saldrán $300 millones (47,77%) y los beneficiarios dispondrán $263 millones (41,88%).

Una vez concluido este ansiado proyecto, volverá la tranquilidad a la población mendocina ya que la línea Comahue-Cuyo evitará que se produzcan eventuales cortes de electricidad en los picos de mayor consumo, como por ejemplo en el verano.

Según explicaron los especialistas en materia eléctrica, hasta el momento se producían cortes porque el abastecimiento de energía eléctrica a la provincia depende del sistema interconectado nacional y eso implica un bajo nivel de confiabilidad e incluso que la región esté propensa a un colapso en ciertas contingencias.

Comentá la nota