Los límites de la recuperación regional

Por Andrés Oppenheimer

MIAMI.? Las declaraciones de los presidentes de Brasil y de México de que sus países ya han salido de la recesión y tendrán un sólido crecimiento en 2010 son una buena noticia, y ambos líderes merecen ser aplaudidos por su buen manejo económico. Pero en el contexto global, la recuperación de los gigantes latinoamericanos será modesta.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva predijo la semana pasada que la economía de su país crecerá "por lo menos" un 5% en 2010 y que en algún momento entre 2016 y 2020 Brasil se convertirá en la quinta economía del mundo. "Estamos cansados de ser el país del futuro e_SEnDdijo Lula?. El siglo XXI es el siglo de Brasil."

Casi simultáneamente, el presidente mexicano, Felipe Calderón, proclamó que la economía de México se recupera de su peor crisis de los últimos tiempos. Después de sufrir una caída de casi el 7% este año, la economía crecerá alrededor del 3% en 2010 y alcanzará un índice anual de alrededor del 5% para 2012.

Calderón señaló que la economía de México creció un 2,7% en el tercer trimestre de este año. "Este resultado es una muy buena noticia porque implica el fin de la recesión", dijo.

Casi todas las instituciones financieras internacionales y los economistas independientes coinciden en que la economía de Brasil crecerá alrededor de un 4,2% el año próximo, y la de México, en un 3 por ciento. Gracias a que estos dos países representan la mayor parte del producto bruto latinoamericano, se estima que la economía latinoamericana en su conjunto aumentará en un 3% en 2010.

Pero ¿qué nos dicen estas proyecciones sobre el crecimiento a largo plazo de Brasil, de México y de la región? Me temo que, pese a que son buenas noticias, palidecen en comparación con los índices que probablemente veamos en China y en la India. Veamos otros datos que han salido a la luz y que ponen las cosas en perspectiva:

* Un estudio de Goldman Sachs prevé que la economía de China crecerá un 11,9% en 2010 y la de India, un 7,8%, muy por encima de los índices de Brasil y de México.

Más interesante aún, el estudio prevé que mientras la economía de Brasil crecerá en un promedio del 4,5% anual entre 2011 y 2020, la economía de China crecerá un promedio del 7,7% y la de la India, en un 6,4%, en el transcurso del mismo período.

* La participación latinoamericana en el comercio mundial ha permanecido casi estancada durante los últimos 30 años, según la Unidad de Inteligencia de The Economist. Mientras la participación latinoamericana en el comercio mundial creció desde un 4% en 1980 hasta un 5% en 2008, la participación de Asia aumentó desde un 6% en 1980 hasta un 23% en 2008.

* Cuando se observa el número de patentes registradas por país de origen en el registro de los Estados Unidos, Brasil, México y el resto de la región salen muy mal parados.

Mi conclusión: Brasil y México merecen aplausos por aplicar políticas responsables que les permitirán salir de la crisis más rápidamente que muchos otros países. Pero si no concentran sus energías en mejorar sus sistemas educativos para ser más competitivos y aumentar su participación en el comercio mundial, no saldrán de la mediocridad que ha caracterizado a sus economías en las últimas décadas.

Comentá la nota