Límites de la oferta y demanda

Elida Rasino aseguró ayer que la provincia ofrecerá de incremento salarial a los docentes, lo que efectivamente pueda afrontar el gobierno. Y aclaró que la negociación local también estará atada a lo que ocurra en la Nación.
En sintonía con la cautela planteada por el gobernador de cara a la paritaria docente de febrero, la ministra de Educación, Elida Rasino condicionó ayer la oferta que hará la Casa Gris a lo que ocurra en el ámbito nacional. "Siempre nos sentamos a discutir salarios con algún criterio y con algún marco, sobre la realidad que podemos ofrecer", planteó la funcionaria consultada sobre el porcentaje de aumento que Amsafé tiene previsto reclamar, entre el 20 y el 25 por ciento. En ese sentido el titular de la delegación Rosario del sindicato, Gustavo Terés advirtió que en la mesa de negociación debe incluirse "no sólo los aspectos salariales sino también el tema jubilatorio. Hace tiempo que venimos reclamando una reforma previsional y lo único que nos ofrecen es crear una comisión, cuando a esta altura ya debieran hacernos una oferta en concreto". A nivel federal, el Gobierno convocó para mañana a la primera reunión del año de la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Salario Docente, integrada por representantes de la cartera educativa nacional, los ministerios provinciales y los cinco gremios con representación en todo el país.

A poco más de un mes de la fecha fijada por la gobernación para que comience el ciclo lectivo 2010 (el 1 de marzo), la paritaria local aún no tiene fecha de convocatoria. Teniendo en cuenta que el gremio docente somete a votación en asamblea la propuesta de la provincia, los plazos empiezan a acortarse para que la Casa Gris formalice la invitación.

Ayer, consultada por los plazos y criterios que manejaba el Ministerio que conduce, Rasino se limitó a responder que en gran parte estará atado a lo que ocurra "en la paritaria nacional". Un dato no menor, ya que allí confluyen todas las administraciones provinciales, muchas con situaciones fiscales más complicadas que Santa Fe.

En ese sentido, ayer la Nación formalizó la convocatoria a la primera reunión del año de la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Salario Docente, integrada por representantes de la cartera educativa nacional, los ministerios provinciales y los cinco gremios con representación en todo el país: la CTERA, SADOP, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Unión Docentes Argentinos (UDA), y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA). El objetivo del encuentro, es "acordar lineamientos técnicos para establecer el salario mínimo docente correspondiente al período 2010, que será discutido en la próxima mesa de negociación paritaria nacional" que convocará el Ministerio de Trabajo.

"Siempre tuvimos una oferta, el año pasado la oferta de incremento salarial que se presentó en la partidaria fue importante, y fue un porcentaje que cubrió el año 2009 de acuerdo a lo que se había acordado", señaló la funcionaria en un intento por tranquilizar a los maestros. Luego agregó, que "siempre nos sentamos a discutir salarios con algún criterio y con algún marco, sobre la realidad que podemos ofrecer".

Desde Amsafé sus máximos referentes adelantaron que pedirán un incremento salarial que estará entre el 20 y 25 por ciento, cifra que la administración socialista había rechazado, argumentando que los recursos en las arcas provinciales son escasos a raíz de la reforma tributaria acotada que aprobó la Legislatura en base al criterio del PJ.

Al respecto, Terés remarcó que "entre la primera y segunda semana de febrero debieran realizarse los primeros encuentros que tiendan a dar una respuesta a los reclamos que se venían planteando y que de alguna manera se profundizaron con el inicio de todo ciclo lectivo". El dirigente dijo estar "preocupado" por las declaraciones de Binner quien reclamó a los docentes que no tomen a los alumnos como "elemento de presión". Para Terés, "el gobernador debe construir un discurso que apunte a resolver y no a inflamar la discusión paritaria". Luego el titular de Amsafé Rosario recordó que la delegación local del gremio "planteó que debía iniciarse el plan de lucha en agosto del año pasado porque sabíamos que el gobierno iba a apostar a dilatar la discusión". En ese sentido adelantó que de no haber "respuesta a lo salarial y a lo previsional, más allá de las comisiones que se quieran crear, vamos a un escenario conflictivo"

Por otro lado, Rasino también fue consultada sobre el impacto que tendrá en el inicio del año lectivo en la provincia el programa de asignación universal por hijo, que obliga que los niños estén escolarizados. Tras remarcar que "están garantizados los bancos", la ministra dijo no manejar estadísticas ya que las inscripciones se continúan realizando, pero, de todas formas ratificó que "todos los niños tendrán su lugar en las instituciones, aunque en algunos casos podría ocurrir que no sea en la escuela que se quieran incorporar, que tengamos que buscar una plaza en otro establecimiento, pero se va a ir acomodando".

Comentá la nota