Sin límites, Juez busca efectismo mediático

El senador electo Luis Juez (Frente Cívico y Social) sin demasiado juego político en las últimas semanas, vio la posibilidad de figurar otra vez en los medios, y le solicitó por carta al gobernador Juan Schiaretti participar de la audiencia pública que la Corte Suprema de Justicia convocó entre el Estado y el gobierno provincial, por el reclamo de fondos que mantiene Córdoba.
Schiaretti, de viaje ayer por Buenos Aires, no respondió nada, aunque se duda que el gobernador tenga posibilidades de modificar una citación que salió de la Corte Suprema de Justicia con nombre y apellido, y por la cual el 15 de octubre deberán estar presentes el gobernador de Córdoba y el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou.

Sin embargo, el carácter de "audiencia pública" que le imprimió la Corte a la reunión, habilita a cualquier ciudadano (mucho más si se trata de un senador electo) a estar presente, otra razón que torna incomprensible el ampuloso gesto del titular del Frente Cívico de solicitar acompañarlo a través de una carta.

Sólo se justificaría el pedido de acompañamiento al gobernador, en el hecho de que Juez pretende a través de estos golpes mediáticos ir creando el clima que permita a la población (minimizando la inteligencia de los cordobeses) suponer que será el sucesor de Schiaretti, una falacia que por ahora sólo entra en la cabeza del ex intendente.

En un análisis un poco más profundo, no sería arriesgado sostener que el titular del Frente Cívico está en su punto más lejano en las encuestas para acceder a la Casa de las Tejas, desde que se lanzó a la arena política en 2003. Hay que recordar que ese primer año logró un 56% de votos en la Capital, en 2007 bajó a 35%, y el 28 de junio pasado se estancó en el 30%. Claro que las últimas dos elecciones fueron provinciales, pero lo mismo los porcentajes descendieron en esta Capital.

Otra elemento que le hizo perder protagonismo (aire y centímetros) en los medios de comunicación fue la mutación de "político parlanchín y chistoso" a "estadista serio" y consustanciado con el sistema político que, durante años, se cansó de criticar por derecha y por izquierda, aunque las ideologías nunca fueron una preocupación en el líder del Frente Cívico.

"Estamos consustanciados con la defensa a ultranza de los intereses de los cordobeses. Así consta no sólo en la trayectoria de nuestra fuerza política, sino también en la decisión de suscribir un acuerdo concerniente a éste y otros temas hace dos meses atrás", indicó Juez en la misiva.

El senador electo no sólo que ofrece acompañar a Schiaretti en su audiencia con Boudou, sino hacerlo junto con todos los legisladores de su fuerza, es decir Carlos Rossi, Norma Morandini y Mario Ardid.

Flaco favor podría hacerle Juez a Schiaretti si éste arriba a la audiencia acompañado por esta corte de legisladores, a quienes el kirchnerismo cerró las puertas hace bastante tiempo atrás. Si el gobernador asiste a la audiencia será para tratar de componer en parte las relaciones institucionales con la Nación y no para terminar de pelearse con el gobierno central. Al fin y al cabo se trata de más de 1.227 millones de pesos. Desde este punto de vista, el ofrecimiento de Juez al gobernador se transforma en lo que vulgarmente en política se llama el "abrazo del oso": «En vez de salvarte, te hunde».

Comentá la nota