Límites y controversias Las fortunas que se mueven en el mundo

Un informe divulgado por el diario The New York Times , en junio pasado, afirma que las apuestas deportivas online movilizarán este año 20.000 millones de dólares en el mundo. Y que esa cifra subirá a 150.000 en el mercado de las apuestas ilegales, esto último, sólo dentro de los Estados Unidos.
El auge de las apuestas alarma a los dirigentes de diferentes disciplinas. En el fútbol, que es uno de los deportes más populares, la voz de Joseph Blatter se escuchó con cierta cautela: "Los juegos de azar son peligrosos. No hay más límites. Dentro de poco van a apostar hasta por los cambios de entrenadores", dijo el presidente de la FIFA en declaraciones a la agencia ANSA.

En la NBA sucedió recientemente algo curioso: si bien hay un vacío legal y las apuestas están prohibidas, se hizo una excepción con el Casino Palms, de Las Vegas, que es propietario de la franquicia del equipo Sacramento Kings. La medida de la NBA tiene una singularidad: el Palms no podrá recibir apuestas de partidos en los que juegue Sacramento.

El tenis tampoco es ajeno a las apuestas y a las controversias. En agosto de 2007 fue investigado el ruso Nikolay Davydenko por una denuncia en el abierto de Sopot. En febrero pasado, el italiano Federico Luzzi fue suspendido por haber participado en apuestas ilegales; fue el quinto tenista de ese país castigado, después de Alessio Di Mauro, Potito Starace, Daniele Bracciali y Giorgio Galimberti.

Comentá la nota