En los límites de la ciudad las soluciones carecen de continuidad

Sin los servicios esenciales, los vecinos de la zona intentan ser tenidos en cuenta por las autoridades locales. Viven en las inmediaciones de la planta de efluentes cloacales: "No queremos más planta ni olores", resaltó Jorge Cicolella, vicepresidente de la sociedad de fomento.-
El barrio Félix U. Camet podría considerarse el último de la ciudad o el primero, según cómo se mire, pero de una forma u otra sus vecinos luchan constantemente por ser incluidos dentro de los límites del partido y en consecuencia, contar con los beneficios que tienen muchos otros ciudadanos. Si bien tiene una extensión de 220 manzanas, no es una de las zonas más habitadas y carecen además de los servicios básicos: allí no hay cloacas, agua corriente ni gas natural.

A simple vista conserva las características de sus orígenes y de pueblo, con sus calles de tierra y su frondosa arboleda. A su vez, limitado por la ruta 11, en épocas turísticas circula por las inmediaciones un gran caudal de vehículos que ingresan a Mar del Plata por ese acceso.

También padecen una desventaja que en las últimas semanas generó más de una polémica ya que en sus cercanías se encuentra ubicada la planta de efluentes cloacales. La problemática de la contaminación costera puso a las playas de Camet en el ojo de la tormenta.

La postura de los vecinos del lugar y de la comisión directiva de la sociedad de fomento es clara: se oponen a la construcción del emisario submarino como solución para alejar los desechos cloacales de la costa. Así lo manifestó el vicepresidente de la entidad, Jorge Cicolella: "En la gestión de (Elio) Aprile no estuvimos de acuerdo con el emisario submarino y hoy tampoco lo estamos".

Comentá la nota