Sin límites: ahora el Suoem intentó tomar un destacamento policial

Activistas, muchos encapuchados, volvieron a cometer desmanes en la ciudad e intentaron copar un destacamento policial en barrio Observatorio. Diez policías resultaron heridos. El ministro Caserio convocó a una "mesa de diálogo", en la que Rubén Daniele se comprometió a "intentar" controlar el conflicto.
La escalada del sindicato municipal (Suoem) parece no tener límites. Ayer, en otra jornada cargada de violencia, activistas del gremio intentaron copar un destacamento policial ubicado cerca de la esquina Paraguay y San Luis, en barrio Observatorio.

Los atacantes no se privaron de nada: activistas encapuchados usaron proyectiles impulsados por morteros tipo escopeta "bazookas caseras" y variados objetos contundentes para atacar el destacamento, lo que llevó a efectivos de la Guardia de Infantería a repeler el ataque con balas de goma.

No obstante, diez policías resultaron heridos como consecuencia de proyectiles lanzados desde morteros. Este episodio se registró en las inmediaciones de las reparticiones municipales de Higiene Urbana y Alumbrado Público.

Pero no fue ésta la única incursión de los municipales, que volvieron a levantar barricadas y causar caos en el tránsito vehicular. También hubo enfrentamientos con la Policía en Duarte Quirós y Mariano Moreno, cerca de la Policía Municipal de Tránsito.

Aun haciendo equilibrio atento a las vísperas electorales, el ministro de Gobierno de la Provincia, Carlos Caserio, tuvo que reaccionar ayer. Convocó a una "mesa de diálogo" al secretario general del Suoem, Rubén Daniele, a otros miembros de la conducción gremial, recibiéndolos en su despacho con autoridades policiales y agentes fiscales, presididos por el fiscal general de la Provincia, Darío Vezzaro.

Al término, antes del mediodía, Daniele declaró que iba a intentar encausar el reclamo y que no se cometieran excesos. Y subrayó que lo iba a intentar pero no aseguró que lo lograría. E hizo bien, porque media hora después un grupo de activistas atacaba un destacamento policial en barrio Observatorio.

Los desbordes de estos días seguramente seguirán produciéndose e incluso irán en un crecendo hasta las vísperas electorales, por lo menos. Muy a pesar de Daniele, seguramente, que nunca como ahora se ha expuesto tanto ante su frente interno al querer contener el reclamo, porque tiene como preocupación extragremial no generarle costos a su socio político, Luis Juez.

El candidato a senador por el Frente Cívico no sólo es socio de este raro juecistas-kirchnerista (Daniele), sino principal responsable del colapso de las cuentas municipales, al aumentar desmesuradamente la planta de empleados municipales.

Giacomino

El primero en celebrar la actuación de Caserio fue el intendente Daniel Giacomino, porque entendió que los desmanes y ataques que se producían en la ciudad eran asunto de la Justicia y la Policía, no de la Municipalidad. Giacomino insistió en lo irreversible de sus decisiones de recorte de bonificaciones a los municipales y declinó rever esas medidas.

Comentá la nota