Son ley los límites a la actividad nocturna y la venta de alcohol

Los senadores provinciales le dieron sanción definitiva a los proyectos que el Poder Ejecutivo esperaba ansioso para comenzar a aplicar.
El coto horario para la venta de alcohol y para la actividad nocturna en bares y boliches ya es ley en todo el territorio bonaerense. Los senadores provinciales le dieron sanción definitiva a los proyectos que el Poder Ejecutivo esperaba ansioso para comenzar a aplicar. Las medidas oficiales habían sido aprobadas por la Cámara Alta pero los diputados modificaron varios artículos y volvieron a manos de los senadores, que las en la tarde ayer las aprobaron por unanimidad.

El gobernador Daniel Scioli ya se había anticipado la semana pasada sobre promulgar la ley dentro de los dos días posteriores a la sanción, para que las normas entren en vigencia a partir del primer fin de semana.

La normativa que limita la venta de bebidas alcohólicas y endurece las multas por infracciones fue sancionada sin debate por los 43 legisladores presentes. En cambio, el tratamiento del proyecto que establece el régimen horario a los boliches tuvo algunas reservas de la oposición. Mientras que los senadores del oficialismo y el bloque Unión Pro votaron a favor de toda la normativa, las bancadas de la CC-Ari, el Gen y la UCR dieron la negativa en particular a nueve de los 20 artículos del proyecto.

Javier Mor Roig, sostuvo en que ?no es saludable fijar un tope de ingreso y salida? y opinó que esas restricciones deberían responder a la potestad de las autonomías municipales. Los límites de las 5.30 y 6.30 horas ?en algunas regiones tiene sentido pero en otras no?, sostuvo.

Además indicó que ?no se especifica en qué tipo de locales bailables deben estar las cámaras? de videovigilancia, en atención a los clubes de barrio u otros locales que se utilizan como boliches bailables. Por último manifestó sus ?dudas? con respecto a cómo se aplicará el control a los deliverys de bebidas.

El radical Jesús Porrúa, advirtió que a partir de ahora ?las bebidas energizantes se venderán bajo otra categoría? para poder seguir comercializándose. También se mostró en desacuerdo con la restricción hasta las 10 horas para volver a vender alcohol, y destacó que ?pueda existir un control de la Provincia?.

Por último Julio Salemme, de Unión Pro, puso el acento en la falta de debate sobre el consumo de otros estimulantes, porque ?un ser humano que no toma droga no puede consumir tanta cantidad de alcohol?.

La norma

Según la nueva legislación, el horario tope de admisión a los locales bailables será hasta las 2 de la mañana y finalizarán sus actividades a las 5.30 horas. Sin embargo estas restricciones ?podrán modificarse -por excepción- por la autoridad competente fundada en razones estacionales y/o regionales? hasta las 6.30 de la mañana.

La matinée, para los menores de entre 14 y 17 años, funcionarán desde las 18 hasta las 23 horas. Media hora antes del inicio, los locales deberán estar abiertos para que los padres puedan revisarlos. Los mayores no podrán estar simultáneamente con los menores después de las 23 horas, salvo en los lugares donde no se suministre alcohol.

Los bares y boliches deberán dejar de suministrar bebidas alcohólicas a las 4.30 horas. A partir de ahora los recipientes no podrán superar los 350 mililitros, con excepción de los restaurantes. Además los locales nocturnos ?no podrán, de ningún modo?, suministrar las bebidas que ?por su fórmula sean consideradas energizantes y/o suplementos dietarios? en ningún momento y estarán obligados a ?contar con la provisión suficiente de agua potable?.

Está prohibida la venta de alcohol en kioscos y supermercados, como también ?la entrega a domicilio de bebidas alcohólicas? entre las 21 horas y las 10 de la mañana del día siguiente. También quedó vedada la posibilidad de organizar ?canilla libre? y realizar concursos y competencias que tengan como objeto, medio o fin, consumir alcohol.

Suspenden gravamen para puertos

El Senado bonaerense suspendió hoy, por el término de un año, el gravamen a la carga y descarga de mercadería que se había fijado recientemente para los 14 puertos que funcionan en la provincia.

Quedó sin efecto así hasta el 31 de diciembre del año próximo el pago de 18 pesos por tonelada que se descargue en los puertos y de 6 pesos para la mercadería de carga. Ese tributo, que había sido creado en el marco de la Reforma Fiscal, aprobada el mes pasado por la Legislatura provincial, generó el rechazo de sectores vinculados a operaciones en los puertos y de sindicatos del sector. Junto con la suspensión del gravamen, se dispuso una generalización del pago de Ingresos Brutos porque varios consorcios portuarios públicos estaban exentos hasta ayer.

Comentá la nota