Al límite, el Gobierno negocia el voto de Menem

Los senadores oficialistas ya cuentan con la adhesión del ex presidente, y dicen que van a llegar con los votos. Menem avisó a sus íntimos que aún no se decidió
Aún falta que el proyecto de Ley de Medios sortee el laberinto de la Cámara Baja. A pesar de ello, en el Senado, el bloque oficialista prepara el terreno para no sufrir otro "voto no positivo" que haga naufragar una norma que es considerada trascendental para el futuro político del kirchnerismo. Para conseguir eso, los legisladores K están negociando con todos, incluso con un archienemigo como el ex presidente Carlos Menem. En el bloque del Frente Para la Victoria se animan a asegurar que Menem votará con ellos.

Las charlas sorprendieron a propios y extraños, debido al océano de diferencias que separan a Menem del kirchnerismo. Pero la necesidad de sumar el apoyo hasta del último de los enemigos hizo que por lo bajo los kirchneristas que antes fueron menemistas comiencen un acercamiento con el riojano.

La puerta se abrió cuando llegó a oídos K el profundo disgusto que tiene el riojano con el grupo Clarín. En eso coincide con su colega Néstor Kirchner. Desde el entorno de ambos coincidieron en la necesidad de "democratizar" los medios de comunicación, lo cual, en el dialecto de los ex mandatarios, es llevar a fondo la pelea con el multimedio Clarín. De hecho, un importante operador político de Menem recordó ante El Cronista que el senador ya intentó impulsar un cambio en la Ley de Radiodifusión cuando llegó al Congreso, pero luego se frustró "porque muchos terminaron acordando con los medios".

Las negociaciones entre Menem y el bloque K se mantienen en el más absoluto secreto. Sin embargo, ayer, ante este diario, un importante dirigente oficialista repasó los votos que contaban como propios en el Senado y señaló al riojano como uno de los que iban a alzar la mano. "Van a ver que va a votar a favor, o no va a estar en el recinto a la hora de votar", aseguró el hombre, muy allegado a Kirchner, quien después marcó su optimismo más allá del voto del riojano: "Si no es así (por Menem) igual vamos a llegar con los votos".

Mientras pronunciaba esta frase, el dirigente justicialista con acceso directo al matrimonio presidencial punteaba una lista en la que estaban los nombres de los integrantes del bloque oficial. Según su calculo, el voto que casi está descartado es el del jujeño Guillermo Jenefes. El signo de interrogación también se posó sobre los chubutenses que responden a Mario Das Neves. A pesar de ello, la fuente insistió en que contarán con la adhesión de los dos legisladores por Tierra del Fuego (en los últimos días la Casa Rosada destrabó un giro perteneciente al Programa de Asistencia Financiera con el que la gobernadora Fabián Ríos cubrió el pago de los sueldos a la administración pública) María Rosa Díaz y José Martínez, y el neuquino Horacio Lores. Ninguno de ellos tres es parte del bloque oficial, pero en las últimas votaciones en el Senado acompañaron las posturas del kirchnerismo.

Según el operador, el proyecto de Ley de Medios contará con 38 votos a favor. "Quizá lleguemos a los 40, pero hay que esperar", se arriesgó.

Envuelto en ese clima optimista, el kirchnerista dejó en claro el sensación que se vive en la Quinta de Olivos: "Esta pelea va a fondo. Para Néstor es a a vida o muerte". Con esta metáfora, exagerada al límite, la fuente mostraba la importancia que tiene este proyecto para el patagónico.

Por esa necesidad del oficialismo de no sufrir ningún sobresalto fue que comenzaron las negociaciones con Menem. Un importante operador del riojano admitió a este diario que el ex presidente "aún no decidió su voto, y lo va hacer sobre la fecha del debate". El ex funcionario menemista dejó en claro que su jefe político no coincide en "las formas con que hace las cosas el kircherismo", pero sí "esta de acuerdo con muchos aspectos de este proyecto".

Comentá la nota