Limitan abusos de Suoem

Al menos 18 ediles votarían para que el gasto salarial no supere el 50% de los ingresos. También se aprobaría una ordenanza para obligar a cumplir servicios mínimos a los municipales.
La voraginosa tarde que ayer se vivió en el Concejo Deliberante de Córdoba presagia para hoy una sesión trascendente en el recinto, de cara al futuro de la ciudad.

Comisiones enardecidas, modificaciones de proyectos, acuerdos a través de mecanismos de consensos paralelos y una agenda de temas "freezados" desde hace meses, delatan que lo que políticamente se pone en juego esta vez, es nada menos que el grado de fortaleza del Ejecutivo Municipal, del Suoem y del juecismo.

Lo que hoy tiene grandes chances de ser aprobado, si es que la sesión ordinaria no finaliza interrumpida por factores exógenos, es un fuerte embate contra los argumentos legales de negociación del gremio municipal.

Concretamente, se trata de dos ordenanzas enviadas por el intendente Daniel Giacomino al Concejo.

Una limita los gastos salariales del municipio al 60% de sus ingresos presupuestarios en 2009, al 55% en 2010 y al 50% en 2011 y años subsiguientes.

La otra obliga a los empleados de la comuna a prestar servicios esenciales para los ciudadanos, cualquiera sea el grado de conflicto gremial.

Ninguna de las dos goza de despacho en sus respectivas comisiones (Hacienda y Salud). Pero, de todas maneras, ambas iniciativas se tratarán hoy, porque hace dos semanas 18 concejales apoyaron la moción de darles preferencia.

Mapa político

Nunca hasta ahora en el Concejo Deliberante había ocurrido que la fuerza política que llevó a un político al principal sillón del Palacio 6 de Julio se convierta en su principal oposición antes de mediados de mandato.

Ahora, el Frente Cívico (juecismo, 8 concejales) y el Frente Progresista (vicentistas, 5 ediles) son sus férreos adversarios.

Lo que tampoco había sucedido nunca es que quienes en principio eran adversarios, se tornen, más por convicción institucional que ideológica, en sostén político de una gestión.

Giacominismo mínimo

Giacomino sólo cuenta con 4 concejales de los 16 con los que comenzó. Pero en las últimas semanas, la UCR (6), Unión por Córdoba (3), el bloque Eva Duarte (4) y el edil independiente Fernando Masucci convinieron apoyar al Ejecutivo para evitar una crisis institucional de un jefe comunal sin partido y sin posibilidad de dar curso en el Concejo a proyectos que considera "indispensable" para un mínimo de gobiernabilidad.

Los unos, cuentan 13, los otros 18. Ese es el esquema actual que hoy debuta en cuestiones más que ríspidas.

El mecanismo

Hace poco más de un mes, cuando en el recinto se incumplieron acuerdos forjados por todos los bloques para tratar sobre tablas un proyecto de repudio a Juez (por sus dichos sobre supuestas coimas en el Concejo), el espacio de consenso por excelencia del cuerpo, que es la Comisión de Labor Parlamentaria, dejó de funcionar, enviando a su presidente, Carlos Vicente, a una especie de ostracismo político momentáneo.

Desde ese momento, el entre pasillos llamado "Frente Institucional" (ex oposición más giacominismo) encontró un mecanismo para reactivar ciertos proyectos de relevancia.

Primero piden en el recinto preferencia para dos semanas. Alcanza con 16 sufragios, tienen 18. Luego, como parece que acontecerá en esta jornada, dan fuerza de ordenanza a los mismos, relativizando la oposición juecista.

Comentá la nota