El Limay cambia la geografía de Arroyito

Los grandes caudales anegaron grandes extensiones de tierras y muchos islotes desaparecieron. Esperan que la situación se normalice a partir de enero.

Muchas plantas y árboles quedaron bajo agua, producto del gran caudal que trae el Limay.

Practicar la pesca deportiva por estos días en la zona de Arroyito parece una aventura difícil de realizar debido al alto caudal que trae el río Limay y a la inundación que sufrió toda la región producto del desborde del agua y el crecimiento de las napas.

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) informó que en estos días la represa estaba erogando un caudal de 920 metros por segundo debido a la gran acumulación de agua que hay en los embalses.

Las pequeñas lagunas y arroyos que habitualmente se forman por el aumento de las napas parecen ahora enormes lagos y los brazos secundarios que generalmente se cruzan caminando se convirtieron en caudalosos ríos que serpentean especialmente del lado de la provincia de Río Negro.

Algunos islotes desaparecieron y los propietarios de campos tuvieron que habilitar viejas picadas para poder llegar a la costa.

La geografía cambió tanto que los lugares habilitados para la pesca quedaron prácticamente sin costa y los amantes de la pesca deportiva tienen pocos espacios para acceder con seguridad al espejo de agua.

Las autoridades de la AIC anunciaron que a partir de enero del año que viene los caudales comenzarán a normalizarse, por lo que se espera que Arroyito vuelva a recuperar su geografía habitual y los pescadores o amantes del camping tengan la posibilidad de pasar un día de recreación sin sobresaltos y sin buscar caminos alternativos para esquivar el agua.

Comentá la nota