Liliana Schwindt presentó su "equipo de trabajo", dijo que no son sus concejales pero que algunos "estarán en las listas"

Liliana Schwindt presentó su "equipo de trabajo", dijo que no son sus concejales pero que algunos "estarán en las listas"
La concejal Liliana Schwindt (que deberá revalidar su mandato el 28 de junio) presentó a su equipo en el local partidario de Belgrano al 2600. Estuvieron a su lado Tomás Barbieri y Raúl Sabattini, pero el listado es más amplio. Fue una presentación casi formal, ante unas 50 personas, sin una sola mención a la posibilidad de alianzas bajo la figura de Francisco De Narváez.
Los candidatos sí, pero de la negociación para un frente común en el pro-peronismo, ni una palabra. La concejal Liliana Scwhindt presentó en la noche de este viernes los nombres de su ``equipo de trabajo´´, dijo que no son necesariamente sus concejales, admitió que estarán en las listas, pero todos se cuidaron de llamar a sus aliados (Pro, los otros denarvaístas, los felipistas) a conformar en lo local una lista en común.

En realidad, ninguno de los seguidores vernáculos de Felipe Solá, de Mauricio Macri y de Francisco De Narváez viene haciendo esfuerzo alguno en cerrar acuerdos son el resto. En la noche del viernes, el único que sobrevoló (y muy a vuelo de pájaro) una futura conversación en común: ``tenemos que ser inteligentes, como Mauricio, como Francisco y como Felipe´´, invitó.

Después fueron todas presentaciones personales, salvo la de Julio Bucciarelli, que tapó el bache de José Benito Bustingorry, el saladillense (``no puso venir porque tuvo un problema con el auto´´ , explicó el ruralista).

A ambos lados de Schwindt se sentaron la productora rural Juana Laborde, Gerardo Belossi, la abogada Claudia Marchese, Sabbattini, el empresario Tomás Barbieri (otro de los que hablaron), el empleado municipal (ex privada de José Eseverri) Fermín Freites, el médico Juan Zyla y Bucciarelli.

Por el momento, la línea de Schwindt mantiene la postulación de los referentes que la acompañaron y tal vez la mayor distancia sea con el felipismo de Silly Cura, donde hay un diálogo casi nulo.

En el local había cerca de 50 persona, a quienes la concejal agradeció especialmente y que forman parte de ``ese grupo que en este tiempo me ha hecho sentir muy acompañada en la tarea de ser concejal´´.

Comentá la nota