Lifschitz le reclama a la Casa Gris que disponga más policías para Rosario

El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, reconoció que falta personal policial en la ciudad, en un indirecto reclamo al gobierno provincial que conduce Hermes Binner.
"En Rosario faltan policías, es así. Es una superficie muy extensa, una ciudad con movilidad económica, recreativa, es decir de día y de noche. Y esto requiere reforzar la dotación y otras acciones. Las políticas de seguridad deben ser abordadas de manera integral", puntualizó.

Lifschitz admitió también en el programa "En profundidad" que falta información de la provincia sobre los comicios a desarrollarse el domingo próximo, pero confió en que se revertirá en los próximos días.

"Es muy extraño lo que pasó con la veda electoral, y más para los candidatos que no son conocidos y no pudieron hacerse conocer", admitió. Según él, "no" fue taxativo respecto a que será candidato a gobernador. "Las demandas pasan por otro lado, tenemos que concentrarnos en las tareas, y me parece chocante hablar del 2011. La política también es la inseguridad, la falta de trabajo, los problemas del campo. Se están esperando cosas del gobernador y del intendente. Tenemos que tener más ubicuidad", afirmó.

Cuando el periodista le dijo que estaba en mejores condiciones que cualquier otro socialista para pretender llegar a la Casa Gris por sus años de gestión, explicó que "la experiencia es importante, pero también tienen que darse otras circunstancias. Somos parte del Frente Progresista y tenemos que negociar con el radicalismo. Yo sigo enfrentando la realidad cotidiana, en un año y medio pensaré qué hago".

Al ser consultado sobre si tenía reclamos para formularle al gobierno provincial por la relación con Rosario, Lifschitz evitó pronunciarse en contra de su "propio partido". Luego fue cuando dijo que "el desempleo no se le puede achacar al municipio, pero la inseguridad sí a la provincia. En Rosario faltan policías".

El intendente negó estar "aburguesado" por tantos años en el cargo y se defendió de las críticas aludiendo "al conflicto agropecuario y a la crisis internacional, que afectó a sectores industriales".

Cuando se habló de la interna del PS y se le pidió opinión sobre las versiones que indicaban que Binner prefería a Antonio Bonfatti para la sucesión en la Casa Gris, refirió: "Son especulaciones que se hacen, pero no tienen que ver con la realidad. Tenemos sintonía de pensamiento, pero tenemos referencias como las que usted mencionó", merituó el intendente, que admitió haberse reunido con Néstor Kirchner en las oficinas de Puerto Madero. "En los 4 años en que fui intendente y él presidente tuvimos muy buena relación. Fui a agradecerle", reconoció.

Comentá la nota