Lifschitz quiere una policía comunitaria

Miguel Lifschitz, intendente de Rosario, quiere una policía como la de Mauricio Macri. Ayer en un ciclo de charlas sobre la autonomía municipal, el jefe comunal consideró que Rosario tendría que contar con una Policía Comunitaria para atender la demanda de mayor seguridad de los rosarinos.
Así, en plena campaña electoral de cara a los comicios del 27 de setiembre, Lifschitz planteó en la agenda la cuestión de la inseguridad, un punto neurálgico de la plataforma del reutemista Diego Giuliano, quien obtuvo el segundo lugar en la lista del peronismo detrás de Héctor Cavallero.

"Vamos a los barrios y nos reclaman temas que nosotros no podemos resolver, como cloacas, que desde mediados del siglo pasado la empresa que era municipal pasó a manos de la provincia", aseguró Lifschitz. También dijo que "tres de cada cuatro rosarinos me plantean su preocupación por la inseguridad".

El intendente insistió con la figura de una Policía Comunitaria "como tiene Buenos Aires". "Una medida de fondo contra la inseguridad tiene que ver con la creación de una policía de la ciudad, que se ocupe de estar más cerca de los barrios, que se ocupe del pequeño delito", apuntó.

Lifschitz responsabilizó a "sectores políticos que se piensan que van a perder poder porque la Policía Comunitaria permite mayor participación del ciudadano y evidentemente, más allá de que todos decimos que estamos de acuerdo, hay un partido politico que es claramente el Partido Justicia que ha trabado la autonomía durante 25 años y lo sigue haciendo actualmente".

Además, aseguró que la autonomía permitiría "tener concejales por distrito", la posibilidad de implementar la "remosión de un funcionario público o de un concejal por pedido de una cantidad importante de vecinos" o, incluso, "intervenir en los recursos de vivienda que hoy administra la Nación y deriva a las provincias".

El lunes pasado la Municipalidad respaldó el plan de un grupo de comerciantes de Echesortu para instalar cámaras de seguridad en la calle.

Comentá la nota