Lifschitz no quiere polemizar

El intendente dijo que no "hizo alusión a un tema institucional político, sino a la filiación de algunos representantes", que impulsaron "algunos cortes". Por otro lado, destacdó la tarea articulada de reparticiones municipales y provinciales.
Con un escenario de situación medianamente controlado, y a nueve días del feroz meteoro que se desató sobre la ciudad, el intendente Miguel Lifschitz le bajó ayer el tono a sus denuncias sobre la participación de dirigentes del PJ en los piquetes post tormenta. "Nunca hice alusión a un tema institucional político, sino a la filiación de algunos representantes", sostuvo el intendente luego del acto realizado en el Palacio Municipal donde se firmó el convenio para la construcción de una nueva planta de tratamientos de agua, y la creación de un parque público en las áreas libres ubicadas en la Cabecera del puente Rosario-Victoria (ver aparte). A pesar de las críticas lanzadas desde la oposición en respecto a la falta de respuestas del Ejecutivo para hacer frente a las demandas sociales de los damnificados; en su discurso, Lifschitz destacó la tarea "articulada de las distintas reparticiones municipales y provinciales, logrando que en muy poco tiempo se pudiera recuperar el normal funcionamiento de la ciudad".

El intendente intentó ayer minimizar los cruces verbales desatados con dirigentes de la oposición tras la tormenta del pasado 2 de febrero en la ciudad. "No quiero seguir polemizando sobre el tema -expresó Lifschitz-. Todos saben, los medios de comunicación saben, quiénes eran las agrupaciones, y quiénes fueron los dirigentes políticos que estuvieron impulsando algunos de los cortes. Esto es parte de la realidad, y cada uno sabe cuál es la responsabilidad que le compete".

En relación al pedido de audiencia solicitado por la oposición, para que haga conocer los nombres de los dirigentes políticos que fogonearon los piquetes, el titular del Palacio de los Leones señaló: "Cada uno sabe los nombres. Yo tengo un pedido de audiencia de las autoridades departamentales del Partido Justicialista, que por supuesto los vamos a recibir, pero me parece que esto no tiene nada que ver. Nunca, en ningún momento, hice alusión a un tema institucional político, si no a la filiación de algunos representantes; pero no tiene mayor importancia".

Consultado por este diario acerca de la reunión que mantendrán hoy funcionarios municipales con organizaciones sociales, el intendente indicó que "siempre el diálogo es una buena solución. Con todas las organizaciones sociales y políticas que trabajan barrialmente en Rosario tenemos un diálogo permanente a través de la secretaría de Promoción Social y de los Centros Municipales de Distrito. No es nada nuevo, haremos una evaluación de la situación de cada uno de los barrios, y también la necesidad de actuar más articuladamente con las organizaciones sociales en estos temas, a los efectos de poder cumplir con el objetivo de todos, que es resolver los problemas rápidamente".

En este sentido, el titular del Palacio de los Leones informó que "están concluyendo en el día de hoy (por ayer) todas las tareas de limpieza y de reparación de daños producidos por las tormentas sucesivas de los últimos días". Además, Lifschitz aprovechó para expresar públicamente "un gran reconocimiento a todo el personal municipal y provincial de las distintas áreas, de las empresas de servicios, de las empresas concesionarias del municipio".

El intendente agradeció a las personas que "trabajaron sin descanso durante más de 10 días, con un gran esfuerzo y compromiso, y de manera muy articulada y coordinada. Esto permitió que en un muy poco tiempo, y a pesar de distintas dificultades que se fueron presentando en el camino, pudiéramos recuperar el funcionamiento normal de la ciudad".

Al hacer referencia a la apertura de sobres para los procesos licitatorios de los acueductos, Lifschitz señaló que se trata de "una muy buena noticia para Rosario; que nos va a permitir, en un plazo de tres años, la solución definitiva para todo lo que es el sistema de provisión de agua potable para Rosario y otras localidades de la región".

Según el intendente, "no es casual que el mismo equipo técnico y político que llevó adelante en Rosario durante ya casi 20 años, el desarrollo y la implementación del plan de lucha contra las inundaciones y de desagües pluviales, que hoy permiten que la ciudad, frente a tormentas extraordinarias como las que hemos tenido en estos días, reacciones razonablemente bien frente a exigencias muy importantes".

Comentá la nota