Lifschitz y Morales, en una reunión política para futuros acuerdos

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, ratificó ayer en Rosario que su partido está trabajando estrechamente con el socialismo para armar un frente programático para las elecciones legislativas del 2009, puso como ejemplo de ese acuerdo a la construcción que se hizo en Santa Fe con el Frente Progresista y ubicó al gobernador Hermes Binner como un dirigente "presidenciable" para esa futura coalición.
Morales se reunió con el intendente Miguel Lifschitz, un contacto que penduló entre lo protocolar y lo esencialmente político. Así lo dejaron entrever al término del encuentro, del que también participaron el secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, y los dirigentes radicales Diego Sueiras y René Bonetto.

"Intercambiamos ideas sobre la realidad política nacional y el escenario que nos toca enfrentar. También hablamos sobre la necesidad de fortalecer el Frente Progresista, que puede transformarse en un buen modelo para replicar en otras provincias", señaló Lifschitz.

Morales compartió esa apreciación. "El modelo de la construcción de alianzas que se logró en Santa Fe nos parece un buen ejemplo a imitar en otros distritos. Pero hay que ir despacio para lograr armar una alternativa seria y potente para el 2011", evaluó.

El titular de la UCR tampoco ahorró elogios hacia Binner, a quien definió como un político "presidenciable" para encabezar la coalición que se está armando, pero nuevamente eligió la prudencia. "Todavía falta para eso y él (por Binner) está abocado a gobernar esta provincia", remató.

Comentá la nota