Lieberman fue recibido con reproches

Lieberman fue recibido con reproches
El canciller Jorge Taiana realizó ayer una reunión de trabajo junto a su par israelí, Avigdor Lieberman, en la que acordaron avanzar en los preparativos de la visita del presidente de Israel, Shimon Peres, a la Argentina en noviembre de este año. Durante el encuentro, Taiana le expresó a Lieberman "su preocupación por la situación en la Franja de Gaza" e hizo mención a la operación israelí "Plomo Fundido" que mereció el rechazo argentino a fines del año pasado. Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores dejó en claro que la Argentina no tiene buena relación con Irán y recordó que "en la misma asamblea general de las Naciones Unidas reclamamos públicamente que Irán cumpla y preste colaboración a la justicia argentina en la investigación por el atentado en la AMIA".
Pero no sólo hubo diplomacia en la visita del funcioanrio israelí: agrupaciones pacifistas, antisionistas e islámicas marcharon ayer por la Avenida de Mayo rumbo a la Embajada de Israel en repudio a su visita. Durante la protesta, que reunió a varios cientos de personas, la titular de la Federación de Entidades Argentino Palestinas, Tilda Rabi, leyó un documento consensuado en el que denunciaron "la visita de este energúmeno, un reconocido racista y xenófobo consumado". Además de citar algunas frases del propio Lieberman –"hay que ahogar a los palestinos en el Mar Muerto que es el punto más bajo del planeta"–, Rabi pidió el boicot comercial al Estado de Israel.

Sin embargo, Lieberman, líder del partido Israel Beitenu, llegó acompañado de una delegación empresaria que lo acompañó en la búsqueda por estrechar los lazos comerciales bilaterales. Hoy serán recibidos por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en la Casa de Gobierno.

Comentá la nota