Líder terrorista muerto en Bolivia era admirador del Che.

Líder terrorista muerto en Bolivia era admirador del Che.
Eduardo Rózsa Flores, uno de los supuestos "mercenarios" que murió en una operación antiterrorista en Bolivia, combatió en la guerra de los Balcanes, fue corresponsal, escribió libros y produjo e inspiró películas. Además, en reportajes, se dijo admirador en su adolescencia de la figura del Che Guevara y haber conocido al terrorista El Chacal, que inspiró algún filme, informaron medios locales.
El presunto grupo terrorista, que según el Gobierno planeaba atentar contra el presidente Evo Morales, estaba formado además por un boliviano-rumano y un irlandés, quienes también murieron en la operación policial. También integraban el grupo un húngaro y otro boliviano-croata, que están detenidos en La Paz a la espera de ser juzgados.

Hijo de padre húngaro, Eduardo Rózsa Flores nació en 1960 en la ciudad oriental de Santa Cruz, donde vivió durante 12 años hasta el exilio a Chile con su familia tras el golpe de Estado de Hugo Bánzer Suárez, según un perfil biográfico publicado hoy por el diario cruceño El Deber. Desde Chile, la familia de Rózsa se fue a vivir a Hungría para huir de la dictadura de Augusto Pinochet. Rózsa Flores cursó estudios militares tras completar la educación secundaria y años más tarde estudió literatura comparada, lingüística y ciencias políticas en la Universidad de Budapest. Las versiones periodísticas señalan que trabajó como periodista para la agencia cubana Prensa Latina y fue corresponsal en Croacia, en 1991, durante la guerra de los Balcanes para el diario español La Vanguardia y para la cadena pública británica BBC.

El diputado croata Branimir Glavas recordó ayer a un rotativo de su país que recordaba muy bien a Rósza Flores, quien, dijo, llegó a Croacia oriental como periodista, pero pronto se convirtió en combatiente voluntario en el ejército croata. "Fue un buen combatiente, aunque su pasado nunca resultaba muy claro. Para nosotros, siempre fue un enigma", comentó Glavas.

El periódico El Deber publica fragmentos de una entrevista que hizo a Rósza en agosto de 2007, cuando confesó haberse sentido deslumbrado de joven por la figura de Ernesto "Che" Guevara y que conoció al terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez "El Chacal".

En esa entrevista, Rósza Flores dijo no estar de acuerdo con "acciones armadas que impliquen objetivos civiles indefensos".

El presunto terrorista había escrito siete libros, actuado en largometrajes y producido un documental. Además, inspiró la película "Chico", como se le conocía en Croacia, dirigida por la húngara Iboyla Fekete y que relata "las aventuras de un boliviano, con raíces judías, húngaras e hispanas, que es criado por su padre como un verdadero comunista y que la vida lo lleva a involucrarse en distintas revoluciones".

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, sugirió desde Río de Janeiro (Brasil) que Rózsa podría ser el ideólogo de la banda desarticulada en Santa Cruz, aunque se refirió a él con el nombre de Jorge Roza.

Comentá la nota