Sin el ex líder Sentís, ahora el PJ también se encolumna detrás del proyecto Kirchner

Néstor Auza, Raúl Escudero y Jorge San Miguel mostraron en el pasado diferencias con el kirchnerismo. El empresario mutualista y el ingeniero lo enfrentaron en la interna partidaria local. Ahora, los tres están alineados al proyecto oficialista. Compartieron un encuentro en el club Defensa con la unidad como bandera.
El Partido Justicialista de Tandil se encolumnó definitivamente detrás del proyecto Kirchner y la primera manifestación pública tuvo lugar en el club Defensa, en una cena en la que convergieron Néstor Auza, Raúl Escudero, Jorge San Miguel y el referente de La Cámpora, Rogelio Iparraguirre.

La agrupación Primero Tandil, que responde a San Miguel, fue la que organizó este encuentro, que tuvo como objetivo homenajear a Mario Albornoz, uno de los primeros militantes del sector, recientemente fallecido.

Sin embargo, la ocasión también sirvió para intentar demostrar, al menos hacia afuera, la unidad que el peronismo serrano no logra hace años y que lo llevó a duras derrotas electorales, como el "fracaso" (así lo definió en su momento Raúl Escudero) de Marcelo Cifuentes en pos de hacerse con la Intendencia en 2007.

¿Sin la K?

Con la K

Excepto Iparraguirre, empleado de Presidencia y que como se sabe participaría de la elección con una colectora del kirchnerismo, Auza, Escudero y San Miguel manifestaron, en mayor o menor medida, sus desavenencias con la política oficial.

El senador lo hizo en uno de los momentos más álgidos: no respetó la línea que bajaba el Gobierno nacional y se pronunció a favor del campo, con presencia en los masivos actos chacareros incluida. "A mí me votó la gente, no Cristina", supo decir.

El mutualista lo hizo a través de la interna que lo llevó a la presidencia del PJ lugareño. Bajo el lema "Peronismo para todos", prometió borrar la K si se hacía con la victoria y se mostró en la campaña con algunos de los referentes del peronismo local.

Uno de ellos fue Jorge San Miguel. Denominado kirchnerista de la primera hora, en los comicios partidarios jugó en contra de la nómina oficialista que encabezó José Rubén Sentís (apoyado por Auza), justo en el momento en que su situación en el Organismo de Control Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires (Oceba) estaba plagada de incertidumbre.

Hoy, los tres, ya sea por aspiraciones partidarias o personales, por un intento de fortalecer al peronismo, o con la vista puesta en 2011, están detrás de la misma causa: alineados a la boleta que llevará a Néstor Kirchner y Daniel Scioli como candidatos a diputados nacionales por el territorio bonaerense.

¿Cuál es el lugar que juega la lista de Iparraguirre? Dispersará votos a nivel local (vencer al lunghismo parece una utopía), pero apunta a engrosar el caudal de electores que hoy no le sobra al matrimonio presidencial, en pos de obtener una victoria contundente en el distrito más importante del país.

"Construir poder"

En sus palabras para la concurrencia, Auza, Escudero y San Miguel destacaron, fundamentalmente, la figura y la trayectoria de Albornoz en la militancia, pero también dejaron definiciones políticas.

El ex rector de la Unicén agradeció al ingeniero por hacerlo "sentir uno más de su agrupación" y al peronismo porque lo "cobijó", aunque no sin mayores reparos, puesto que en la actualidad es el dirigente político que mejor mide detrás del intendente Miguel Lunghi.

También llamó a "construir poder", una frase que refleja su idea de plantarse en el escenario local, con la estructura partidaria detrás, para aspirar con buenas chances al sillón de Duffau en 2011.

Escudero, en tanto, rescato la "unidad" y habló de "importantes renunciamientos de referentes en pos de lograr una lista común". La idea del ex intendente Nicolás "Gino" Pizzorno de regresar a la política, como trascendió por estas horas, y bajo el argumento de que Auza es el hombre al que tiene que apostar el peronismo lugareño, puede ser el símbolo de la visión del mutualista.

Para el final quedó la palabra de San Miguel, que en junio estará representado por su esposa, Leonor, en el tercer lugar de los candidatos del peronismo. Además de recordar a la figura de Albornoz, aprovechó la oportunidad para pegarle con dureza a los peronistas disidentes que se aliaron con Macri: Felipe Solá, Roberto Mouillerón, Osvaldo Mércuri y Alfredo Atanasoff fueron el blanco de sus críticas.

Así, a través de un mensaje de unidad y resignando concesiones, el peronismo comenzó su campaña con el objetivo de dar batalla el próximo 28 de junio y ofrecerse como una alternativa a la gestión local de Miguel Lunghi, que desde 2003 maneja los destinos de la comuna. *

Comentá la nota