Líder opositor denunció que Chávez quiso arrestarlo

Manuel Rosales acusó al presidente venezolano de ordenar su detención y dijo que en el país "no funciona la independencia de poderes y todos están doblegados a la actitud militarista" del jefe de Estado.
El líder opositor y ex candidato presidencial venezolano Manuel Rosales previó hoy un alzamiento popular contra el presidente Hugo Chávez, a quien llamó "cobarde" y acusó de haber "ordenado" a la Fiscalía su detención por supuestos hechos de corrupción.

"Chávez ordenó esto a la Fiscalía porque es un cobarde aferrado a los pantalones de los militares (...); se siente apoyado por los cañones, las fragatas y las armas" de la Fuerza Armada, "que tendrá que reaccionar algún día ante sus actitudes dictatoriales", declaró Rosales poco después de conocerse la decisión de la Fiscalía.

La fiscal Katisuka Plaza pidió el apresamiento de Rosales a un tribunal del estado de Zulia, gobernado hasta el año pasado por el líder opositor, y dijo que deberá haber una respuesta a su solicitud en un máximo de tres semanas.

La Fiscalía, según Plaza, cree pertinente la detención de Rosales para que afronte cargos de corrupción que están castigados con penas carcelarias de entre tres y diez años.

No se trata de una petición de la Fiscalía, "sino de una orden de Chávez" acatada porque "en Venezuela no funciona la independencia de poderes; todos están doblegados a la actitud militarista" del presidente, al cual "voy a enfrentar en todos los terrenos", denunció Rosales.

Rosales, que fue candidato en los comicios presidenciales de diciembre de 2006 ganados por Chávez, remarcó que el mandatario "se está jugando el numerito de la sublevación popular, de la reacción popular (...), porque el pueblo de Venezuela se va a alzar, se va a rebelar".

"Es demasiado el abuso (...), pero se ha equivocado conmigo y con el pueblo que sabe dónde están los grandes ladrones. ¿Por qué no investiga a su padre, a su madre, a su familia, a sus ministros", contra quienes sí hay "pruebas contundentes" de corrupción, dijo Rosales, quien admitió sentirse "impotente ante los poderes" de Chávez.

"Pero hay que dar la pelea y enfrentar al Gobierno dictatorial. Este pueblo se va a alzar" contra quienes "se creen los dueños del país", insistió Rosales ante lo que constituye la primera acción en firme de la Fiscalía en su contra.

El pasado 18 de febrero la Comisión de Contraloría de la unicameral Asamblea Nacional (AN), de mayoría oficialista, aprobó una sanción política contra Rosales por un caso de presunta corrupción cuando era gobernador del estado de Zulia.

La comisión aprobó un informe que establece la "responsabilidad política" del ahora alcalde de Maracaibo, capital de Zulia, en el caso de la donación de un vehículo a un jefe policial regional.

Adicionalmente, la AN investiga otros supuestos casos de corrupción que presuntamente involucran a Rosales, quien en noviembre pasado se defendió ante los diputados y calificó de "emboscada" las denuncias en su contra.

Rosales es opositor al gobierno venezolano. Fue candidato presidencial en 2006, cuando Hugo Chávez lo venció por margen amplio. Fue imputado el 11 de diciembre de 2008 de irregularidades durante su gestión como gobernador de Zulia, entre 2002 y 2004. En esa oportunidad, el ahora alcalde de la ciudad de Maracaibo se acogió a beneficios constitucionales por su cargo.

En tanto, trascendió que la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional - equivalente a nuestro congreso- presentó un informe que establece responsabilidad política de Rosales por evasión fiscal, relacionada con una lotería, por un monto de casi 9 mil dólares. El ex candidato presidencial dijo en varias oportunidades que no tiene "nada que ocultar" y que desconoce las acusaciones en su contra.

Comentá la nota