Licitarán la ampliación de la red de gas para cuatro barrios

En breve, se iniciará el proceso que permitirá ampliar la red de gas natural, en beneficio de los barrios Los Pinos, Santa María, San Agustín Centro y La Floresta. Es la primera parte de un programa que llevará de 45.000 a 60.000 el número de potenciales usuarios. La Provincia paga las certificaciones y los municipios le devolverán el 60% de lo invertido, cobro mediante de una contribución por mejoras.
El secretario de Energía, Raúl Arroyo, no deja de manifestar su expectativa por la línea de trabajo que se inaugura con la chance de que la provincia pague las certificaciones por la ampliación de redes de gas natural y que, al mes siguiente de que el servicio quede habilitado, empiece a recuperar el 60% de lo invertido a través del cobro de una contribución por mejoras, que organizan y administran los municipios. En visita a EL DIARIO, el funcionario señaló que "esta alianza estratégica entre la Provincia, los municipios, las distribuidoras y las vecinales permite continuar con obras que resulten vitales para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la ecuación económica de establecimientos comerciales y de talleres".

La novedad de que por ese medio están por comenzar obras en distintas localidades, entre ellas en Paraná, surgió en el transcurso de una entrevista donde Arroyo comenzó repasando la marcha del programa de desarrollo gasífero. "Originalmente, el plan alcanzaba a 50 localidades y ya hay servicio en 39; mientras, estamos trabajando en el llamado a licitación para las últimas once", describió Arroyo. "En los últimos días, se licitó Aldea Brasilera y Villa Mantero; se recibieron las ofertas para Mansilla; se firmaron los contratos para las obras complementarias en Los Charrúas y Cerrito; se está trabajando en San José de Feliciano y está recién empezada la obra en Bovril", enumeró, al distinguir que "en algunos casos es construcción de redes y, en otros, de interconexión con el gasoducto troncal", tal como ya ocurriera con Federal y Lucas González.

Paralelamente, financiado por un fideicomiso, continúan ampliándose las redes domiciliarias en las ciudades de Concepción del Uruguay, Gualeguaychú, Concordia y Gualeguay. "En algunas está por terminarse, en otras ya están listas, como en Gualeguay", resumió.

Se le planteó allí el caso de Paraná. Es que en la capital, por diferentes situaciones, vinculadas en su momento a la situación de la subdistribuidora y a las características generales del servicio (el ente regulador desligó a las prestadoras de la obligación de invertir en redes), no se ha extendido la zona servida, salvo los casos excepcionales en que los vecinos se han puesto de acuerdo y encararon la obra por mano propia. El funcionario aclaró que lo que se está por aplicar aquí es un programa de alcance provincial, tanto como que es Basavilbaso la primera localidad incorporada. "Como prueba piloto, empezamos con la expansión de redes en un barrio de unas 30 cuadras; el concurso ya tiene una empresa adjudicada y la obra está por iniciarse en estos días", comentó Arroyo al acotar que "ahora comenzamos con Paraná pero le seguirán Gualeguay y Villaguay, por citar algunas".

CONCURSO. Las autoridades de la Provincia y el municipio trabajan con la idea de iniciar en diciembre el proceso licitatorio para los barrios Los Pinos, Santa María, San Agustín Centro y La Floresta, de Paraná. Al llamado lo realizará la Municipalidad de Paraná que, además, junto a las vecinales, está encargada de realizar el relevamiento y conformar los listados catastrales con la información de los frentistas; al proyecto técnico lo encara Redengás; el diseño de los pliegos y el contralor general corresponde a la Secretaría de Energía, que es quien además pagará las certificaciones en primera instancia: es decir, deben ponerse en línea unos cuantos planetas.

Luego de este paquete de barrios, la comuna espera resolver la suerte de al menos otros cuatro grupos. El llamado a licitación para cada caso depende de la capacidad de organización de los propios vecinos y de articulación con el Municipio, porque la conformación de los mapas catastrales es vital para poner en marcha el proceso.

Se estima que actualmente Redengás tiene unos 40.000 clientes, sobre un universo de 45.000 usuarios potenciales. La intención es que, cuando el proyecto esté completo, haya 12.000 domicilios más en condiciones de conectarse al servicio.

Tal como se indicó, la Provincia se hará cargo de las certificaciones y subsidiará un 40% del costo. El otro 60% deberá ser devuelto por el municipio que, a su vez, tiene que cobrar una contribución por mejoras a los vecinos. En la Comuna aseguran que, más tarde o más temprano, los frentistas deberán pagar la obra. La aclaración no es menor, toda vez que el municipio es garante ante la Provincia. Los propietarios pueden firmar convenios de hasta 48 meses u optar por abonar la carga en las boletas del servicio, una vez que esté habilitado. El acuerdo con la subdistribuidora es, justamente, que para autorizar el servicio se debe contar con el libre deuda extendido por la Municipalidad.

Comentá la nota