Licitan operación y mantenimiento del canal Pomona-SAO

El Departamento Provincial de Aguas destinará 18 millones de pesos a la operación, mantenimiento y mejoramiento del canal "Ingeniero Juan Carlos Suárez" que se extiende desde la localidad de Pomona hasta San Antonio Oeste.
Esta semana, el DPA realizó el llamado a licitación pública que tiene como objetivo principal lograr la contratación de mano de obra y equipos necesarios para las tareas eventuales a realizar para mejorar el sistema del canal que tiene más de 190 kilómetros de extensión.

Este conducto se inicia en la matriz sur del Valle Medio del río Negro y abastece de agua para consumo humano a las localidades de San Antonio Oeste, Las Grutas, Puerto de San Antonio Este y para uso industrial a la empresa Álcalis de la Patagonia (Alpat). También alimenta a lo largo de su recorrido a una serie de aguadas y dos captaciones en su tramo final, una para ganado y otra para riego.

Los números y las fechas

El presupuesto oficial asciende a la suma de 18.663.151,77 pesos IVA incluido y el plazo de ejecución se fija en cuarenta y dos meses. La apertura de las ofertas se realizará el 9 de febrero a las 12 en la sede central del DPA, ubicada en San Martín 249 de Viedma.

Se destacó que el certificado de habilitación asignado por el Consejo de Obras Públicas de Río Negro necesario para la presentación de las ofertas, deberá estar encuadrado dentro de las especialidades VII hidráulica y IX complementaria de hidráulica.

El canal Pomona-San Antonio fue un largo reclamo de la comunidad portuaria que durante 70 años subsistió sin acceso al agua potable, que era transportada en tren desde Valcheta.

El 20 de agosto de 1972 se inauguró la obra pero fue recién a mediados de los 80 cuando el agua se distribuyó en toda la localidad, Las Grutas y el puerto.

La capacidad del acueducto a cielo abierto supera ampliamente las necesidades de los habitantes de la zona, pero los ductos posteriores que llevan el agua a la planta potabilizadora y el resto del sistema de distribución a cargo de la empresa ARSA, en épocas de máximo consumo, evidencian ciertos colapsos que merecerán futuras inversiones.

Comentá la nota