Licitaciones: el PJ quiere la ley, pero le faltan votos

Licitaciones: el PJ quiere la ley, pero le faltan votos
La idea del oficialismo es tratar hoy el proyecto y busca consenso. El PD lo apoyaría pero sólo si bajan el límite a 600 mil pesos.
Aunque el oficialismo se tiene fe, aún no tiene todas las garantías para tratar -y aprobar con los dos tercios- el proyecto de ley que propone eliminar las licitaciones en obras públicas consideradas de menor envergadura. Es que los cambios que ha ido sufriendo el despacho alejó bastante la idea que puede discutirse en la sesión de hoy de la que presentó el Ejecutivo a fines de diciembre pasado.

En el medio, el presidente de la Cámara de Diputados -Jorge Tanús- había presentado un proyecto alternativo mientras que la semana pasada fue el diputado Eduardo Blanco -del monobloque Concertación Plural- quien sumó algunos cambios a la propuesta del legislador oficialista.

A pesar que se bajó el monto para evitar el concurso público de $7 millones a $1,5 millones en el último proyecto actual, los bloques de la oposición todavía no comprometen su apoyo. En realidad, ni Confe (Consenso Federal) ni sus aliados de la UCR piensan -al menos hasta ahora- dar el visto bueno para una ley con la que siempre han estado en desacuerdo, mientras que el PD podría apoyar el nuevo proyecto pero sumando más modificaciones aún.

La principal está relacionada con el hecho de que sólo aceptarían evitar el concurso público para obras de hasta $600.000. Es decir de hasta tres veces más que lo estipulado por la ley vigente de Obras Públicas (4416). "En líneas generales nos gusta un poco más el proyecto de Roberto Blanco pero no estamos de acuerdo con dos puntos que consideramos esenciales y que vamos a proponer cambiar mañana (por hoy)", sostuvo el demócrata Roberto Pradines.

Por un lado, estiman como "demasiado extremos" los plazos que se proponen para acortar los tiempos en el área administrativa. Por el otro, como ya se dijo, piden que se bajen aún más los montos para realizar contrataciones directas tanto en el ámbito provincial como en el municipal. La diferencia planteada por el PD es considerable en relación con el proyecto consensuado ayer en comisiones; más teniendo en cuenta que su apoyo es una de las cartas con las que esperaba contar el justicialismo.

Hoy habrá una nueva ronda de consultas y, allí, el oficialismo dice estar dispuesto a nuevos cambios para poder sacar la ley con el mayor nivel de consentimiento posible. Esa es, al menos, la intención del presidente de la Cámara, uno de los principales interlocutores de la oposición, que espera poder tratar el proyecto hoy. Desde el Peronismo Concertador, el diputado Hugo Morales -presidente de la Comisión de Obras- adelantó la férrea intención de impulsar su tratamiento ya sea por despacho o sobre tablas.

Sin embargo, las condiciones de la bancada demócrata con respecto al monto y la rotunda negativa de los bloques radical y cobista vuelven a colocar el proyecto sobre la cuerda floja, más allá de que, como sucedió con la ley de Empleo, poco quede de la propuesta original enviada por el gobernador, Celso Jaque.

"Nuestra postura sigue siendo la de no flexibilizar los controles para la obra pública ya que no creemos que eso agilice los tiempos", sostuvo Mariano Ficarra, presidente de la bancada radical, quien agregó que la Legislatura ya ha aprobado otras leyes para acelerar algunos procesos y que aún no se han visto los resultados esperados.

En consonancia con él, la diputada de Confe, Amalia Monserrat, repitió que no aceptará la eliminación de las licitaciones. "Se pueden modificar otras cosas pero sin tergiversar el espíritu de la ley vigente", expresó al mismo tiempo que aseguró que si aparece un proyecto alternativo para apurar el trámite interno de la Obra Pública, es probable que concedan estudiarlo. La semana pasada, el presidente de este bloque, Andrés Marín, había reiterado su oposición a la eliminación del concurso público, por más que se bajaran los montos estipulados para la contratación directa.

Así, hoy por la mañana, los legisladores deberán desplegar todas sus influencias para ver quién gana esta importante pulseada para el gobierno provincial.

Comentá la nota