Licitación de playas y proliferación de boliches en Costanera Sur en la agenda de Ediles del FdT

Desde el bloque Frente de Todos del Concejo Deliberante capitalino se tratará de clarificar la situación generada por la instalación de boliches en Costanera Sur, en tanto también se pedirán informes sobre las condiciones de licitación para balnearios.
El Concejo Deliberante retomará sus actividades la semana que viene, tras la feria generada por las elecciones del 28 de junio y luego la Gripe H1N1.

Informalmente, durante la semana en curso, varios concejales retomaron sus tareas parlamentarias pese a lo cual se estima que no será muy productiva la tarea de los ediles ante la inminencia de las elecciones del 13 de septiembre.

No obstante, desde el bloque Frente de Todos estiman que hay varios temas a ser debatidos en el corto plazo, entre los cuales ubican la licitación de playas y la proliferación de boliches en la Costanera Sur.

Respecto a la licitación de playas en varios puntos de la costa capitalina, los ediles de la oposición esperan recibir antes de la próxima licitación del 15 de agosto un informe del Ejecutivo sobre las condiciones en que se realiza dicha licitación.

Gisella Gasparini, concejal liberal del Frente de Todos, indicó que hay varias cuestiones que no fueron clarificadas lo suficiente respecto al proceso de adjudicación de los derechos para explotar los balnearios, lo que fue reclamado a las autoridades comunales por medio de un pedido de informe.

En tanto, expresó que también observan con preocupación la continuidad de las construcciones de boliches y lugares de esparcimiento en la zona de Costanera Sur, sin respetar planificación alguna.

Indicó Gasparini que la idea es analizar bajo que normativas se autorizan dichas construcciones, pero más allá de si legalmente están permitidas o no, se deben frenar dichas construcciones atentos a que perjudica la visión al río y el ordenamiento urbano en la nueva costanera.

Dijo que hay reclamos de vecinos por los ruidos generados por la ubicación de los boliches y locales nocturnos, pero en especial se cuestiona el daño que generan las construcciones al paisaje embellecido con la construcción de la nueva Costanera.

Comentá la nota